www.madridiario.es

La nueva casta

lunes 22 de febrero de 2016, 09:31h
La otra casta, quizá la casta auténtica, estaba por llegar el Ayuntamiento de Madrid. Y llegó en el largo y cálido verano político de 2015, para manifestarse rápidamente con todo lo peor de la vieja casta. El gobierno de Ahora Madrid pronto empezó a dejarnos significativos detalles de lo que es “llegar y besar el santo”. Contratación directa, y por las bravas, de familiares (sobrinos, padres, hermanos y similares); adjudicaciones al límite presupuestario para no sacarlas a concurso público y adjudicarlas directamente por la vía del dedo; negativa rotunda a conjugar los verbos dimitir y cesar; intransigencia al escracher e intolerancia a la protesta de colectivos de trabajadores (policías municipales), e intentos por entrar a los juzgados por la puerta de atrás, como ocurrió en el caso de Rita Maestre, que pidió entrar a declarar, no por donde lo hacen el común de los acusados, sino por el acceso vip de la casta, petición que no le fue aceptada, y tuvo que hacerlo por el pasillo donde esperaban los periodistas, con sus cámaras chivatas e indiscretas.

Esto es lo que hay. La prueba de los hechos, que como la del algodón, no engaña, y es incuestionable. Todavía nos quedan por ver y vivir otras manifestaciones donde se siga poniendo en evidencia que una cosa es pregonar y otra dar trigo de cosecha ejemplar. Si los madrileños hemos sufrido en alguna ocasión los daños colaterales de los comportamientos inadecuados de una vieja casta, ya sabemos cómo los reproduce la nueva. Asegura el dicho bíblico de que “por sus obras les conoceréis”, y los estamos conociendo a marchas forzadas en poco tiempo. Hay cosas que no cambian, aunque cambien las ideas y los protagonistas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.