www.madridiario.es

Psicología deportiva con Rocio Pomares

Soñar en grande

viernes 27 de noviembre de 2015, 16:36h
Llegó el final de la temporada y con ello la desesperanza de algunos jugadores que pusieron toda la carne en el asador para llegar al máximo de su profesión este año. Pero en el golf, como en cualquier actividad de la vida, es difícil llegar a estar entre los mejores ya que se necesita entre otras cosas, mucha psicología...

Pronto comenzará la nueva temporada y con él nuevas ilusiones, retos y objetivos. 2016 será un buen año para los que amamos el golf ya que disfrutaremos de la Ryder Cup y, después de 104 años, también el golf formará parte de los Juegos Olímpicos. Esto último está siendo especialmente motivador para nuestros profesionales, el problema es que sólo 64 jugadores serán los elegidos. A menudo plantear objetivos tan grandes e “imposibles” resultan altamente motivadores para los profesionales, pero a la vez crean una gran presión y genera dudas acerca de si se está siendo realista, creando serios bloqueos en el jugador. Para evitar esto y establecer buenos objetivos hay que tener 4 puntos en cuenta:

1. SUEÑA SIN FANTASEAR: Sólo tú eres capaz de juzgar si te ves capacitado o no para alcanzar un reto. Puede que sueñes con un objetivo complicado, pero es importante que lo percibas como alcanzable para ti. Ponerte retos demasiado altos puede crearte presión, disminuir tu autoconfianza y con ello tu motivación. Tener la cabeza en el cielo es bueno, pero siempre con los pies en la tierra; los grandes retos también requieren de un alto sacrificio y es importante que te preguntes si estás dispuesto a pagar el precio que ello supone.

2. ESTO, AQUÍ Y AHORA: Imagina que estuvieras pensando en levantar la copa mientras estás en el tee del uno colocado para pegar a la bola en competición…sin duda ese sería un pensamiento positivo, pero ¿es útil en ese momento?¿te ayudará realmente a pegar un buen golpe?¡desde luego que no! de hecho te restará atención, porque no te permitirá estar en el golpe (presente) que tienes en “este momento, aquí y ahora”, sino que estarás con la mente en el resultado (futuro). No se trata de pensar en lo que quieres conseguir, sino en lo que tienes que hacer para conseguirlo.

3. DIVIDE TU OBJETIVO: Escribe todos los pasos que necesitas para alcanzar tu sueño y pregúntate qué debes mejorar para lograrlo. Puede ser tu técnica de approach, controlar los nervios, aumentar tu flexibilidad, conseguir un sponsor….lo que sea que necesites escríbelo en un papel, ya que con ello aumentarás el compromiso; asegúrate de apuntar la forma en la que vas a trabajar cada una de esas áreas. Céntrate en mejorar cada paso y a medida que los vayas consiguiendo ve tachándolos de tu lista, da mucha satisfacción. Además, asegúrate de reforzar tus logros y darte algún premio.

CONTROLAR LO CONTROLABLE: Hay muchas cosas que influirán en la consecución de tu objetivo, algunas de las cuales no estarán bajo tu control, pero debes aceptarlas como parte del reto. Lo más importante es que inviertas tu energía en hacer todo lo que está bajo tu control y quedarte con la satisfacción de haber hecho todo lo que está en tu mano para conseguirlo.

Trabaja estos tres pasos, pero no olvides soñar siempre en grande, porque los sueños “razonables” no inspiran absolutamente a nadie.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios