www.madridiario.es

Benzema

Por Pedro Fernández Vicente
jueves 05 de noviembre de 2015, 13:02h

Un caso insólito sacude a las filas del Real Madrid. Quizá no sea una situación única en el fútbol mundial pero si para el club blanco. Nunca ha habido un jugador implicado en un asunto tan grave como este que, según lo que podemos leer en los medios, oir en la radio y ver en la televisión, el delantero centro de este equipo histórico, ha reconocido haber participado de alguna manera que ya iremos conociendo, en un chantaje y por un asunto tan feo.

No es la primera vez que Benzema se ve las caras con la justicia, aunque hasta ahora solo afectaba a su carné de conducir. Se puede perdonar que una vez le detecte un radar a esa velocidad endiablada a la que circulaba. Difícilmente se puede mirar para otro lado cuando son dos las ocasiones en las que este jugador un tanto distraído, despreocupado y poco consciente de sus obligaciones, se pone en la carretera a una velocidad inadmisible poniendo en juego la vida de los demás conductores. Circular fuera de la ley es arriesgar la vida de otros. La suya no importa porque es él el que elige hacerlo, pero nadie tiene la culpa de coincidir en cualquier curva con un descontrolado en el asfalto y perder la vida o padecer lesiones graves.

Benzema es un inconsciente al volante y, al parecer, fuera de él también. La acusación y su propio reconocimiento de haber participado en el chantaje que se investiga, le sitúa mucho más fuera de la ley de lo que significa un exceso de velocidad. Un reconocimiento que debe tener consecuencias fulminantes. El Real Madrid está obligado a tomar medidas con el jugador. Si se confirma que reconoce su participación en los hechos, no puede ni debe volver a vestir la camiseta de un equipo como el Real Madrid.

Este, quizá, es el fin de este delantero centro en el equipo de Concha Espina. Un jugador polémico y discutido, muy discutido entre la afición que esta temporada ha empezado jugando y marcando goles como ninguna otra. En ochos partidos de titular en liga ha marcado siete goles, casi un gol por partido hasta que una lesión, jugando con la selección francesa, le apartó de la titularidad. Un jugador que en las cinco temporadas anteriores ha marcado setenta y nueve goles en liga y ha dado treinta y cuatro asistencias. Cinco temporadas en las sólo ha recibido dos penaltis.

Cifras estadísticas que ofrece el Real Madrid en su página y que no parecen las más apropiadas para un jugador que ocupa la plaza de delantero centro del mejor equipo del siglo veinte. Ronaldo solo, no ha estado muy lejos de esos números cada temporada.

A Florentino se le presenta un papel delicado. Su protegido, porque eso es lo que piensa todo el mundo que Benzema es su protegido, se enfrenta a la justicia francesa. ¿Qué hacer? El Presidente será el responsable, porque una cosa es, como dicen algunos aficionados, echarle una mano ante el entrenador para que juegue cada partido y otra proteger a alguien que se salta la ley tan gravemente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios