www.madridiario.es

Los atascos que vienen

lunes 02 de noviembre de 2015, 12:14h

La temporada otoño-invierno es la de más alto riesgo de contaminación atmosférica en Madrid, como consecuencia del encendido de calefacciones, al aumento de la circulación y la inversión térmica. Por el momento, no estamos sufriendo un empeoramiento de la calidad del aire que respiramos, gracias a que las temperaturas son agradables y la lluvia ha puesto todo de su parte. Pero no descansemos en el optimismo, porque en esta época la situación puede cambiar de un día para otros, y el gobierno del Ayuntamiento ya ha amenazado con prohibir la circulación del tráfico privado en la capital, si los niveles de contaminación atmosférica llegan a ser preocupantes. El Consorcio Regional de Transportes ya ha calculado el coste de esa operación cierre de tráfico, si como consecuencia del mismo se tiene que prestar servicio gratuito en Renfe cercanías, Metro y autobuses de la EMT. El lucro cesante sería de 1,86 millones de euros cada día, a lo que habría que sumar otros dos millones diarios si hubiera que devolver a los usuarios del abono transporte la parte correspondiente a la jornada de utilización gratuita de ese transporte.

La última semana de octubre, pareció ser primera de mes de hace algunos años, cuando todo el mundo sacaba el coche animado por la paga recién percibida. Pero no. No estábamos a primeros, sino a final de mes, y los atascos circulatorios fueron de aúpa. La lenta, pero evidente, recuperación económica, se nota en la intensidad del tráfico, en la utilización del vehículo privado para desplazarse, y en los atascos, fruto de esta circunstancia y de la falta de ideas, propuestas, incluso ocurrencias del gobierno municipal.

Y lo peor está por venir, porque nos acercamos a esas fechas navideñas, que por encima del sentido religioso que tienen para los católicos, se acompañan de un fenómeno consumista que no se produce de igual manera en otra época del año. Y el centro de Madrid ejerce como principal polo de atracción de las compras navideñas. Espero que el gobierno de Manuela Carmena ya habrá pensado, o estará pensando, un plan de movilidad para estas Navidades, que no pase por lo más fácil, que sería cortar el casco urbano al tráfico privado, incluso a los taxis. Algo tendrán que hacer para que no se lie la marimorena circulatoria.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.