www.madridiario.es

Ciclogénesis explosiva

domingo 20 de septiembre de 2015, 17:59h

La verdad es que no sé exactamente lo que significa esta expresión, relacionada con el clima. Pero cada vez que la oigo me suena a conflicto, a la proximidad de una etapa de difícil control. Ahora que se ha puesto de moda esa palabra copiada a los hombres del tiempo, la podemos emplear para definir esas situaciones, esperemos sean de excepción, en las que “la cosa está que arde” como se decía tiempo atrás, antes de utilizar otras expresiones más modernas y sorprendentes que gozan de la aceptación de la calle.

No me voy a referir al tiempo que pueda hacer mañana ni en el futuro. La ciclogénesis explosiva desde el punto de vista social se está cociendo en las urnas. Falta poco para que los catalanes decidan ellos solos, mientras los demás observamos, un futuro incierto para todos, para ellos y para los demás españoles. Los que votan son ellos pero las consecuencias las pagaremos entre todos, sean las que sean. Y aquí incluyo esa posible negociación a la que aspiran Artur Mas y sus compañeros de lista, dispares donde los haya, y no por eso dejan de ser ocupantes de una misma relación nominativa que nada tienen que ver entre si.

La cosa no deja de tener gracia. Una vez más Cataluña hace y después los demás tenemos que apuntarnos a un futuro que no sabemos si nos gusta o no. Algo que ya hemos visto en el pasado. Aquello que dicen las abuelas de “el que no llora no mama” un refrán antiguo pero certero.

El domingo se decidirá sobre una zona de España que se ha construido entre todos, catalanes, andaluces, extremeños, madrileños……porque Cataluña no es producto de los catalanes únicamente. Cataluña, como Madrid o Galicia, es el resultado de muchos años de historia, de inversiones, de ser la elegida para proyectos nacionales. En definitiva Cataluña es lo que España ha hecho de ella. La inversión económica del Estado ha permitido que el dinero llegara más fácilmente a la Comunidad Catalana, que llegara la educación, la industria auxiliar, que empresas extranjeras la eligieran porque las infraestructuras que el Estado había puesto allí eran mejores. Inversión y más inversión que faltó en otros puntos de España como, por ejemplo, Andalucía, Extremadura, Galicia o Castilla, en cualquiera de sus versiones. Cataluña siempre ha sido privilegiada y eso piden esos que quieren abandonar el barco. Quienes hablan en nombre de la solidaridad

El domingo lo sabremos, el lunes se decidirá para que la cara de Artur Mas, con esa sonrisa irónica y falto de lealtad, se alce con una derrota que no sabrá administrar, si se produce, o con el triunfo ramplón que explotará como si toda la sociedad catalana al unísono le hubiera autorizado a una mutilación inservible para el pueblo. Amputar Cataluña de España tendrá consecuencias muy graves lo que ocurre es que no sabemos hasta donde llegarán.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios