www.madridiario.es
Suciedad delante de unos negocios.
Ampliar
Suciedad delante de unos negocios. (Foto: Pedro García)

El Pico del Pañuelo lucha contra los clubs nocturnos

jueves 20 de agosto de 2015, 10:12h
Los clubs nocturnos y el ruido que provocan lleva años quitando el sueño a los vecinos de la colonia del Pico del Pañuelo, situada frente al Matadero. La proliferación de licencias y la presencia de pisos dedicados a la prostitución son un foco de conflictos en este barrio residencial. El nuevo Gobierno municipal quiere trazar un plan para atajar los problemas de la zona.
Los ruidos provocados por la proliferación de bares y clubs nocturnos, las discusiones y peleas a altas horas de la madrugada o la presencia de pisos dedicados a la prostitución son algunas de las quejas que los vecinos de esta colonia eminentemente residencial vienen arrastrando desde hace algunos años. El Pico del Pañuelo lo conforman 74 edificios con más 1.500 viviendas contruidos en los años veinte como una colonia unificada por el diseño de los inmuebles con calles y plazas interiores, delimitadas por el paseo de la Chopera, el paseo de las Delicias y la calle Guillermo de Osma, en Legazpi.

"El problema viene desde el año 2010. El Ayuntamiento anterior dio licencias a bares para abrir hasta las 3.00 de la madrugada cuando ya había quejas por ruido en esos bares. En estas calles tan estrechas, con las ventanas de los dormitorios a tres metros de los locales, no debería haber este tipo de locales", afirma Encarnación García, de la Asociación de Vecinos Nudo Sur, que llegó a juntar firmas de 600 vecinos para presentarlas al Ayuntamiento. La Policía Municipal ha precintado este verano por exceso de ruido la sala Corazón Caribeño, que ha cambiado el nombre a Discoteca Estrella. "Es el primer verano que dormimos las vecinas de al lado", asegura una de las afectadas. "Ha mejorado la situación, porque algunos locales han cerrado, pero aún quedan dos que causan molestias", comenta García, quien recuerda que la policía no puede actuar ante el ruido que se monta en la puerta de los locales.

Los locales son frecuentados por la comunidad dominaca, que tiene gran presencia en la colonia. "La clientela viene a beber, pero no saben y empiezan a discutir y pelearse. Hay hasta navajazos", relata Encarnación García, quien, no obstante, dice que no es un problema de nacionalidades. "Los inmigrantes que viven aquí se quejan igual porque quieren descansar, ya que tienen que ir a trabajar", asegura.

"Ha pasado de ser un lugar con comercio de barrio, con su chuerrería, tiendas de comestibles o de electromésticos y bares de tapeo a convertirse en una zona de monocultivo de clubs nocturnos", explica Juanjo Díaz, quien aunque no vive en la zona pero gestiona residencias para creadores en la colonia y mantiene un proyecto de documentación y estudio de este barrio madrileño. Además, hay quejas vecinales por la presencia de prostíbulos en pisos.

Además, en los últimos años también empeoró la limpieza. "Ahora está mejorando porque vienen a limpiar todos los días, aunque tampoco pueden hacer demasiado. Antes solo venían tres veces por semana", señala García. También la concejala presidenta del distrito, Rommy Arce, asegura que se ha reforzado la limpieza dentro de los límites que permitía el contrato integral y adelanta que habrá programas de limpieza de choque en el distrito los días 24 y 25 de agosto, aunque actuarán principalmente en Embajadores.

Arce indica que son conscientes del "alto nivel de conflictividad social" en el Pico del Pañuelo y que va a hablar con los actores sociales y la policía para definir una estrategia. "Habría que revisar las licencias", apunta. "Queremos que el barrio vaya mejor y que no haya tantos locales cerrados", comenta la portavoz vecinal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios