www.madridiario.es
Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior.
Ampliar
Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior. (Foto: Ministerio del Interior)

La delincuencia cayó un 1,3 por ciento en la región

jueves 23 de julio de 2015, 15:26h
La Comunidad de Madrid experimentó en el primer semestre de 2015 un descenso de la criminalidad del 1,3 por ciento, seis décimas por debajo de la media nacional, según datos del Ministerio del Interior. No obstante, la tasa se fijó en los 28,79 delitos y faltas por cada mil habitantes, casi 16 puntos por debajo de la media nacional. Coslada es el municipio en el que más ha aumentado el problema, frente a Parla, que es el que mejores resultados ha cosechado.
Los homicidios dolosos y los asesinatos consumados se redujeron de 24 a 7 (un 70,8 por ciento) y los casos de delincuencia violenta cayeron un 9,7 por ciento hasta los 9.731, de los que 8.629 fueron robos con violencia e intimidación, que cayeron un 10,5 por ciento.

Los robos con fuerza bajaron un 9,3 por ciento hasta las 26.485, de los que 7.498 fueron en domicilios (un 5,7 por ciento menos que el mismo período del 2014). El tráfico de drogas cayó un 6,6 por ciento (764 casos registrados) y los hurtos, un 2,1 por ciento (74.145). Por su parte, subieron las sustracciones de vehículos a motor (5.464, un 1,4 por ciento más) y los daños un 0,4 por ciento (22.589).

Madrid redujo su delincuencia un 0,3 por ciento, hasta los 111.139 casos. Los homicidios y asesinatos se redujeron de 8 a 4. La delincuencia violenta experimentó un decremento del 9,5 por ciento hasta los 6.546 casos. Los robos con violencia se fijaron en 5.882 (un 10,5 por ciento menos). Los robos con fuerza fueron 13.136, un 8,6 por ciento menos, de los que 3.440 (un 2,4 por ciento menos que en 2014) fueron en domicilios. Las sustracciones de vehículos a motor aumentaron un 0,9 por ciento hasta los 2.930. El tráfico de drogas cayó un 7 por ciento (560 casos), los daños, un 1,7 por ciento (11.119 casos) y los hurtos, un 2,6 por ciento (50.517)

En Alcalá de Henares cabe destacar la fuerte caída de la delincuencia (un 6,3 por ciento). Sobre todo, la violenta y los robos con fuerza (entre el 17 y el 19 por ciento). En Alcobendas ascendió la criminalidad un 3,6 por ciento, a pesar de los fuertes descensos en casi todas las materias, por el ascenso de los robos con fuerza, los daños y los hurtos. Alcorcón redujo con fuerza los robos en domicilios (un 44 por ciento menos y los robos con fuerza) y decreció la delincuencia un 9,4 por ciento.

Aranjuez revirtió su marco delincuencial, con un decremento del 4,4 por ciento de la criminalidad y fuertes caídas en todas las materias (sobre todo, robos de vehículos y robos con fuerza), salvo en daños y hurtos. Arganda del Rey incrementó un 20,5 por ciento la delincuencia por el aumento en un 20,4 por ciento de los robos con fuerza en domicilios, la sustracción de vehículos a motor (17,8 por ciento) y los daños (17,5 por ciento).

En Collado Villalba aumentó la delincuencia un 6,8 por ciento por culpa de los robos con fuerza en domicilios (27,9 por ciento más) y los hurtos (37,8 por ciento más), aunque se redujo a casi la mitad el tráfico de drogas. Coslada también sufrió un fuerte incremento delincuencial (27,2 por ciento), con aumentos en todas las tipologías penales, con especial importancia en los daños (69,3 por ciento de aumento) y los hurtos (38,9 por ciento).

En Fuenlabrada cayó la delincuencia un 9,3 por ciento, gracias al fuerte trabajo contra los hurtos y los robos con fuerza. Por el contrario, se duplicaron los casos de tráfico de drogas. En Getafe, el decremento de la delincuencia fue del 3,5 por ciento, con importantes acciones contra los robos en domicilios y los daños, aunque con el aumento de la delincuencia violenta y los robos con violencia. Leganés redujo su delincuencia un 4,6 por ciento, haciendo especial hincapié en la sustracción de vehículos.

Majadahonda tuvo un 10,9 por ciento menos de casos delincuenciales. Cayeron en picado los delitos por delincuencia violenta (39 por ciento) pero aumentaron un 19,5 por ciento los robos con fuerza en domicilios. Móstoles también redujo su tasa de criminalidad un 6,7 por ciento, con decrementos de más del 25 por ciento en la delincuencia violenta y los robos con violencia e intimidación. Por el contrario aumentaron los robos de vehículos y el tráfico de drogas, un 38 y un 53 por ciento, respectivamente.

Parla redujo un 16,8 por ciento su delincuencia, con caídas en todas sus tipologías penales menos en los hurtos, que aumentó un 4 por ciento. En Pozuelo de Alarcón la reducción fue del 6 por ciento, con especial incidencia en el tráfico de drogas (42,9 por ciento) y un fuerte incremento en el robo de vehículos y viviendas.

Rivas Vaciamadrid disminuyó su tasa de criminalidad un 7,4 por ciento, con caídas de alrededor de un 25 por ciento en los robos con fuerza, la sustracción de vehículos y los daños. Las Rozas, por el contrario, aumentó su tasa de criminalidad un 6,1 por ciento, con descensos en los robos en domicilios e incrementos en los robos de vehículos (49 por ciento) y daños (15 por ciento).

San Sebastián de los Reyes disminuyó su criminalidad un 10,9 por ciento, con caídas generalizadas, aunque aumentó un 150 por ciento sus casos de tráfico de drogas. Torrejón de Ardoz también redujo su problemática delincuencial un 6,5 por ciento, aunque aumentaron los robos en domicilios y los hurtos. Valdemoro tuvo un 7,9 por ciento más de delincuencia por culpa de los hurtos y los robos en domicilios.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios