www.madridiario.es

Una cita en el 'pequeño Broadway'

Por Julia Gómez Cora
lunes 23 de marzo de 2015, 07:30h

Cuando llegué a España para poner en marcha nuestra primera producción, La Bella y la Bestia, me llamó especialmente la atención la poca tradición que tenía en España el género musical, a pesar de la gran afición de los españoles a otros géneros teatrales como la revista o la zarzuela.

Los musicales habían vivido buenos momentos, pero siempre de manera anecdótica, aislada y excepcional, como el estreno de Jesucristo Superstar, protagonizado por Camilo Sesto y Ángela Carrasco, o Evita, con la reina del género, Paloma San Basilio. Por ello, el gran éxito que tuvimos con La Bella y la Bestia nos animó a seguir adelante y arriesgar con más producciones de gran éxito y relevancia internacional.

Apostamos por traer y atraer al público a Madrid, con grandes títulos internacionales que triunfaban en Londres y Nueva York, con la misma calidad que allí... ¡y sin escatimar en nada! Así fue como grandes musicales como Cats o El Fantasma de la Ópera alzaron el telón, este último con 800.000 espectadores en tres temporadas consecutivas. A estos le siguieron más éxitos, como Mamma Mía!, nuestro punto de inflexión, que fue la producción que mejor conectó con el público español, con siete años de representaciones ininterrumpidas.

Quince años después, el panorama ha cambiado. Los musicales son ahora una oferta de ocio instalada y entre las más valoradas en la mente de los espectadores. Hoy el turista que llega a Madrid no se plantea irse sin disfrutar de un musical en el pequeño Broadway.

Desde hace años ya no es necesario viajar al extranjero para vivir un musical. La calidad de nuestras producciones es igual y, en ocasiones, incluso mejor que las de otras obras extranjeras que están en cartel en Broadway o en el West End londinense.

Gracias a estos años de inversión, duro trabajo, talento, experiencia, formación, empresas colaboradoras y apoyos locales, como es el caso de la ciudad de Madrid, ha sido posible traer a España una producción tan ambiciosa y costosa como El Rey León, convirtiendo Madrid en la capital del musical español. En los últimos años, y en gran medida gracias a StageEntertainment, la ciudad ha incrementado increíblemente su oferta de este tipo de espectáculos de calidad, siendo la segunda capital europea en oferta de musicales.

Antes lo importante era conocer la ciudad, sus museos, su oferta gastronómica... Y si surgía, por qué no, disfrutar con alguno de los títulos de su oferta teatral. Hoy, esta percepción ha dado un giro y una gran mayoría tiene como principal aliciente ver alguno de los musicales que de la Gran Vía. En concreto, el 80 por ciento de los visitantes que vienen a El Rey León son de fuera de Madrid y el 40 por ciento vienen exclusivamente por el musical. Esto supone un impacto económico de más 250 millones de euros, sin contar la venta de entradas.

Asistir a un musical es una experiencia completa para los sentidos. La valoración de aquellos que nos visitan en Madrid es mucho mayor al volver a su ciudad, y eso nos llena de orgullo y nos motiva para crecer y seguir soñando.

Julia Gómez Cora
Directora General de StageEntertainment España

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios