www.madridiario.es

La lección del ajedrez en los colegios

miércoles 04 de marzo de 2015, 07:30h
El ajedrez entrará pronto en la escuela, según una proposición aprobada en el Congreso de los Diputados. Sus beneficios para los alumnos ya están comprobados en cientos de centros españoles, como el Colegio Montfort, cuyos estudiantes lo cursan de forma obligatoria desde hace diez años.
  • Clase de ajedrez en el Colegio Montfort

    Clase de ajedrez en el Colegio Montfort
    MDO

  • Clase de ajedrez en el Colegio Montfort

    Clase de ajedrez en el Colegio Montfort
    MDO

  • Clase de ajedrez en el Colegio Montfort

    Clase de ajedrez en el Colegio Montfort
    MDO

Claudio Álvarez es una institución en el Colegio Montfort. Es el profesor de ajedrez, la clase en la que los niños enmudecen siguiendo las fichas de sus tableros. Los alumnos tienen una sesión semanal incluida en el horario escolar desde 3º de Infantil hasta 4º de Primaria. Después, por las necesidades de reforzar algunas materias, se convierte en una actividad opcional. El chess club (donde se habla en inglés) está abierto en los recreos y los alumnos pueden jugar por su cuenta o pedir ayuda a su maestro. Muchos se enganchan a este juego, en el que consiguen concentrarse.

"El ajedrez amplía la atención, lo visual, la abstracción; ayuda a la resolución de problemas porque es un reto que tienen que resolver, y trabaja la empatía al ponerse en lugar del otro. Es una forma de poder trabajar estas habilidades", explica la orientadora del centro, María Vallés. "Es muy útil para procesos mentales como organizarse o decidir qué te conviene", apunta también Alvárez. El ajedrez se incluye en algunos sistemas educativos como el alemán, país en el que algunos centros han sustituido una hora de Matemáticas por ajedrez consiguiendo mejores resultados en la materia los que menos horas recibían. Y es que la lógica o el cálculo se ven desarrollados a través de este juego, que también previene enfermedades neurodegenerativas.

También favorece la concentración, tan necesaria para aprender y estudiar, y resulta calmante para algunos alumnos con problemas de comportamiento, ya que les ayuda a relajarse, explica la orientadora, quien advierte que es importante que no sea una imposición. "El ajedrez te ayuda a relacionarte y a respetar a tus compañeros", añade el profesor.

Una cosa que sorprende cuando se ve a los alumnos del colegio Montfort jugar al ajedrez es la rapidez con la que mueven las fichas. "Cuando no sabes mucho mueves lentamente la ficha esperando que cualquier jugada te perjudique. Pero, con el reconocimiento de modelos, enseguida reconoces las jugadas. Después, la profundidad la aportan las características personales del alumnos". Algunos, aunque no pretendan ser los mejores, disfrutan especialmente de este deporte. "Es un juego divertido porque puedes jugar con otras personas", señala una alumna de Secundaria. "Tengo un buen cerebro y por eso me gusta", dice un alumno de Primaria, quien a pesar de su desarrollada inteligencia tiene problemas para empatizar, algo que también pone en práctica jugando al ajedrez. 

En sus clases, Claudio Alvárez usa todo tipo de recursos desde fichas de animales, con los más pequeños, a las innumerables historias que conoce sobre este juego milenario ligado a la historia de España. También utiliza con los mayores libros de ajedrez "centrados en el desarrollo de las inteligencias múltiples". Ahora esta experiencia, extendida en cientos de colegios en España, llegará al resto del sistema educativo después de que el congreso haya aprobado en febrero, con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, su implantación en las escuelas. Se prevé que la enseñanza del ajedrez se concrete en una asignatura del horario lectivo.

Más información:

Ajedrez para reeducar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios