www.madridiario.es

Un héroe (y no nos sobran)

martes 17 de diciembre de 2013, 07:30h

Blas de Lezo tenía 15 años cuando se hizo marino. Era tan bueno en lo suyo, que ascendió como la espuma. Y también pagó su precio: a los 25 años había perdido un ojo, un brazo y una pierna en combates. Desde entonces, comenzó a a llamársele "Mediohombre". Las mutilaciones no le encogieron el ánimo: participó en lso principales episodios bélicos de la primera mitad del siglo XVIII español, y salió vencedor de todos ellos.

Una de sus gestas fue especialmente brava, y muy del gusto español: en 1741, asuió la defensa de de Cartagena de Indias, considerada la "llave de Indias" y plaza clave para mantener el dominio español en América. Los ingleses también lo sabían: por eso, mandaron al almirante Vernon con una flota de casi 50 barcos de guerra y unos 30.000 hombres. Blas de Lezo tenía seis navíos de guerra y no más de 3.200 hombres. Vernon lo vio claro: tanto, que anticipó a Londres una victoria segura antes de comenzar la batalla. Y el genio del marino y sus hombres le rindieron: Lezo infligió a los ingleses la mayor derrota naval de su historia.

Pero Spain is different: la victoria de Blas de Lezo, que mantuvo el dominio español sobre buena parte de América, fue "recompensada" como solo en España saben hacerse estas cosas: un enfrentamiento con el virrey de la zona hizo que al marino se le apartara injustamente de su puesto. Murió pocos meses después, y su tumba aún se busca. Ningún monumento recuerda su figura, aunque ahora diferentes instituciones -la Armada Española, el Ayuntamiento de Madrid, varias Reales Academias y algunos particulares interesados en recuperar esta figura- se han puesto de acuerdo en reivindicarla.

Acaban de fundar un grupo de trabajo, y se coordinan en una Asociación Monumento a Blas de Lezo que promueve una suscripción popular para erigir un monumento en su memoria. Las aportaciones, a la cuenta bancaria 0086 5144 160010030580.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios