www.madridiario.es

La madre había ocultado su embarazo al resto de inquilinos del piso que compartía

La madre del bebé hallado en un cubo de basura, a la Guardia Civil

Por MDO/Efe
jueves 13 de septiembre de 2007, 00:00h
La madre del bebé hallado muerto en un cubo de basura de un domicilio de Arganda del Rey recibió este viernes el alta del Hospital Materno Infantil de O'Donnell y fue trasladada a la Comandancia de la Guardia Civil de Arganda, según informó la Benemérita. Este sábado podría ser puesta a disposición judicial en compañía del padre del bebé.
Se desconocen datos de la autopsia realizada al bebé, de 39 semanas de gestación.Los hechos tuvieron lugar en la mañana de este jueves en la calle de Leonor de Cortinas número 1, adonde se desplazó una unidad del SUMMA que intentó reanimar al bebé durante 30 minutos sin conseguirlo.

Fuentes de la Guardia Civil confirmaron la detención de los padres del recién nacido que, según indicaron fuentes de Emergencias 112, era un varón con 39 semanas de gestación, lo que se conoce como "a término", por lo que ya no se trata de un "prematuro".

Emergencias 112 recibió el aviso hacia las 10.10 horas, realizado por una compañera de piso de los padres del bebé. La madre, M.A.G., de 22 años, ha sido trasladada a la maternidad de O'Donnell y el padre, A.S.B., a las dependencias de la Guardia Civil de Arganda, según fuentes de la Benemérita.

M.A.G. ocultaba su embarazo con una faja, según confirmaron a los medios de comunicación los compañeros de piso que alquilaban a la pareja una habitación en el 3º C del número 1 de la calle Leonor de Cortinas.

Nadie se había percatado de la situación hasta este jueves, cuando Ana María, el ama de casa, que tira la basura todas las noches, descubrió sorprendida la presencia de una bolsa llena y cerrada, que no abrió hasta que volvió de dejar a su hijas en el colegio.

Los padres del bebé, que estaban en su habitación cuando Ana María descubrió el cuerpo, no reconocieron serlo hasta que el esposo de Ana María les informó de que iban a llamar a la policía, ante quienes no ocultaron los hechos.

La pareja lleva apenas dos meses viviendo en el piso, que compartían con otras cinco personas: la familia de Ana María y otro inquilino, todos ellos rumanos, M.A.G. trabaja en el polígono industrial de Arganda y su pareja, según dice Ana María, no tiene trabajo.

M.A.G. tiene un hijo de cuatro años en Rumanía, que está al cuidado de la madre de ésta. Ella y su pareja eran correctos en el trato, aunque apenas tenían relación con Ana María y su familia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios