www.madridiario.es

Aguirre llamará M-65 a la radial 6 para evitar problemas con Fomento

martes 21 de agosto de 2007, 00:00h
La vía alternativa a la autopista A-6, que este lunes anunció la presidenta regional, Esperanza Aguirre, para el territorio madrileño, no se llamará R-6 sino M-65, y se hará "con la menor afección mediombiental posible y el menor coste". Es la primera respuesta de Aguirre a las críticas del PSOE a un proyecto que ya han calificado de costoso y cuya viabilidad han puesto en duda.
Esperanza Aguirre ha desacreditado la autoridad de la ministra sobre la solución a los problemas de tráfico de la A-6 recordando que, al comienzo de la legislatura, en 2004, Magdalena Álvarez se comprometió a potenciar el bus-vao con su prolongación. "A día de hoy -ha explicado la presidenta de Madrid- ni siquiera ha licitado las obras". Por eso, Aguirre está persuadida de hacer una vía paralela a la actual autopista de peaje AP-6, una carretera que no se llamará R-6 sino M-65, evitando así posibles conflictos de competencias con el Ministerio.

Se hará, lógicamente, hasta el límite de la provincia de Madrid por un trazado aún sin determinar pero "con la menor afección  mediambiental posible y el menor coste". Ante las críticas del PSOE al proyecto de la nueva radial madrileña, que desde las filas socialistas se considera "multimillonario", la presidenta ha respodido que la Comunidad tratará de hacerlo lo menos costoso, "como es nuestra obligación" pero que "se harán expropiaciones, igual que las hizo el ministro Borrell cuando realizó la ampliación de la A-6 hace años". Ha matizado, además, que será una vía de peaje "que no pagarán los madrileños, sino los usuarios".

Crítica de Ecologistas en Acción e IU
Mientras, desde la organización Ecologistas en Acción se ha mostrado  un "profundo rechazo" a la construcción de la radial que "no solucionará el problema estructural" del tráfico. Los ecologistas defienden que lo que se necesita para acabar con los atascos en la A-6 es un cambio en el modelo territorial de Madrid que "el gobierno regional parece no querer abordar". A su juicio y pese a las declaraciones de Aguirre, "el problema no es de escasez de carreteras", sino de abundancia de vehículos y de aumento de los desplazamientos.

Según esta organización, la Comunidad de Madrid es el territorio de la UE con más kilómetros de autovías por habitante, y "no parece que eso sirva para disminuir los atascos". En su argumentación explican que la A-6 corre en casi toda su longitud encajonada entre tres espacios protegidos, el Monte de El Pardo, el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y el Parque Regional del curso medio del río Guadarrama y cualquier infraestructura paralela afectaría a alguno de estos espacios protegidos.

Por su parte el portavoz de IU en la Comisión de Infraestructuras y Transportes de la Asamblea de Madrid, Fausto Fernández, también ha manifestado su "rechazo a la construcción de una radial alternativa a la A-6" y afirmó que esta propuesta "nada piensa en las mayorías sociales ni en el medio ambiente, sino en seguir potenciando un modelo de desarrollo totalmente insostenible que potencia el transporte privado en detrimento del público".



 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios