www.madridiario.es

Denuncian que algunas aseguradoras no quieren correr con los gastos de alojamiento

Los vecinos del inmueble incendiado en Alcalá no podrán volver a sus casas hasta, al menos, el 29 de agosto

Los vecinos del inmueble incendiado en Alcalá no podrán volver a sus casas hasta, al menos, el 29 de agosto

domingo 19 de agosto de 2007, 00:00h
Los vecinos del edificio que se incendió el pasado 7 de agosto en Alcalá de Henares no podrán volver a sus viviendas, al menos, hasta el día 29, cuando Mapfre presente un informe técnico sobre las condiciones en las que se encuentra el inmueble después del fuego, según la vecina Pilar Paniagua.
Según Pilar, Mapfre realizó una primera inspección ocular, pero los vecinos exigieron un informe técnico, que incluyera una serie de pruebas de ultrasonidos y de análisis, y se ofrecieron incluso a pagarlo si la aseguradora no quería hacerse cargo. Sin embargo, Mapfre agilizó el proceso y mandó el jueves a sus peritos, que realizaron unas pruebas cuyos resultados no estarán listos, al menos, hasta dentro de 10 días.

Mientras tanto, Mapfre ha comenzado ya a desescombrar y realizar los primeros arreglos en las zonas comunes, aunque tampoco este proceso ha estado exento de polémica. "Ellos querían hacer una serie de arreglos con los que los vecinos no estábamos de acuerdo", puntualizó Pilar, que puso como ejemplo el que la aseguradora quería "poner sólo una especie de ladrillo, dar yeso y pintar". "Pero nosotros decíamos que eso no podía ser así, que los pilares habían quedado al descubierto en alguna zonas y había que asegurarlos", añadió la vecina.

Para asesorarles en este proceso, los vecinos no han encontrado arquitecto o abogado que pudiera hacerse cargo de su caso. "Está todo el mundo de vacaciones", supuso Pilar, que indicó que "algunos vecinos trabajan en la construcción o tienen amigos ingenieros, y son ellos los que nos han indicado qué podemos pedir, qué hay que mirar y cuáles son los trámites a seguir".

Durante estas casi dos semanas, las familias afectadas han estado viviendo, en su mayoría, en hoteles. "Está apuntalado desde el sexto hasta el noveno, así que la policía nos pide el carné cada vez que queremos entrar a coger algo y nos desalojan por las noches, no podemos quedarnos a dormir", puntualizó Pilar.

Hasta que Mapfre no diga que el edificio está apto para la habitabilidad, los vecinos deberán seguir viviendo en estas condiciones, lo que no será fácil para algunos de los que tienen aseguradoras diferentes a aquella. Pilar relató que "Mapfre se ha hecho cargo de sus asegurados y ha enviado un fax a los hoteles para que las demás compañías de seguros sepan que sus clientes no pueden pasar aún a vivir al edificio". Sin embargo, algunas de esas aseguradoras "han enviado un perito a ver la vivienda, y han dicho que no hay daños ni deterioro, que mandan a alguien para pintar y limpiar y que dejan de pagar las minutas".

La policía no dejará a esos vecinos entrar en sus casas aún, ni siquiera aunque quisieran seguir las indicaciones de las compañías que no son Mapfre. "Además, no pueden decirle a esas personas que pueden pasar a dormir y vivir tranquilamente en casas que están llenas de hollín o apuntaladas", justificó la vecina. Sobre la persona que resultó herida muy grave con quemaduras en el 95 por ciento de su cuerpo, Pilar indicó que "la han operado hace poco y va, poco a poco, despacio". Lo mismo ocurre con la familia de la mujer que falleció durante el incendio, a quienes los vecinos ven "mal, muy mal".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios