www.madridiario.es

Begoña Díaz-Urgorri explica a Madridiario las claves del proyecto

La arquitecta dice que las ideas básicas del proyecto estarán 'en unos seis meses'

La arquitecta dice que las ideas básicas del proyecto estarán "en unos seis meses"

Por Miguel Ángel Medina
lunes 30 de julio de 2007, 00:00h
Las ideas básicas para las viviendas que se van a edificar en los terrenos de la antigua fábrica de Mahou podrían estar en unos seis meses, aunque todavía está por definir el calendario definitivo de los trabajos. Así se lo ha explicado a Madridiario la arquitecta Begoña Díaz-Urgorri, que desarrolla el proyecto para este ámbito junto con el estadounidense Thom Mayne.
"Este proyecto es una oportunidad para la ciudad, porque vamos a poder repensar el entorno del río Manzanares y va a quedar una zona magnífica". Así de optimista se muestra la arquitecta Begoña Díaz-Urgorri, que trabaja "desde hace algo más de dos años" en la idea que va a transformar el entorno de la antigua fábrica de Mahou, donde el Ayuntamiento permitirá una edificabilidad de 175.000 metros cuadrados. Las viviendas han sido encargadas directamente por Mahou y el Atlético de Madrid, las entidades dueñas del suelo en el que se hará la operación.

"La idea fundamental es unir la ciudad con el río a través de un parque", señala Díaz-Urgorri. Por eso, en el Vicente Calderón habrá un gran parque, y está previsto que en los 40.000 metros cuadrados destinados a viviendas también haya zonas verdes. "La idea es que alrededor de las viviendas haya zonas verdes para que puedan integrarse con el parque".

En cuanto a la edificabilidad, la arquitecta dice que "ha cambiado a lo largo de estos dos años, pero al final hay una edificabilidad intermedia, normal en la zona". Lo que todavía no se conoce es cómo se distribuirán los pisos, es decir, si habrá varias torres o edificios más bajos pero que ocupen más superficie. "Depende de cómo te aproximes a la idea de edificios, porque si hay más altura se libera más espacio alrededor". En cualquier caso, "no hay que tener miedo a los edificios altos", cuenta, en relación a las posibles torres que se construyan.

Según Díaz-Urgorri, antes de redactar el proyecto definitivo hay que modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), "aunque mientras tanto vamos a seguir trabajando en el proyecto". En su propuesta se contempla además unir la nueva zona con la otra orilla del Manzanares mediante pasarelas.

Trabajo con Thom Mayne

Begoña Díaz-Urgorri estudió arquitectura en Madrid y posteriormente realizó un Master en Los Ángeles, en 1989. Allí, el prestigioso arquitecto Thom Mayne fue el tutor de su tesis, y posteriormente comenzaron a trabajar juntos "Es un maestro para mí, y es un privilegio trabajar con él", dice la arquitecta. Ya han realizado algunas obras en España, como un edificio de viviendas públicas en el PAU de Carabanchel que les valió una mención en los Premios Urbanismo 2006. En la actualidad, también trabajan en viviendas públicas para el Ayuntamiento de Málaga.

Thom Mayne, por su parte, fundó el estudio de arquitectura Morphosis y fue galardonado en 2005 con el Premio Pritzker, el 'Nobel' de la arquitectura. Algunos de sus trabajos más conocidos son el Edificio Central para el Distrito 7, en Los Angeles, la Escuela y Centro de Ciencias, en la misma ciudad, y ha sido seleccionado para diseñar la Villa Olímpica de Nueva York. Según algunas revistas especializadas, se le conoce como "el chico malo" de la arquitectura.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios