www.madridiario.es

Propone invertir en sectores estratégicos como el biofarmacéutico o el aeroespacial

Un informe de la OCDE destaca el crecimiento de Madrid y critica la temporalidad

Un informe de la OCDE destaca el crecimiento de Madrid y critica la temporalidad

Por Miguel Ángel Medina
jueves 12 de julio de 2007, 00:00h
Los puntos fuertes de la economía de la capital son su crecimiento (3'7 por ciento en los últimos diez años) e infraestructuras, mientras que suspende en productividad laboral y temporalidad. Así lo destaca el informe territorial que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha elaborado sobre Madrid en los últimos 18 meses, y cuyo avance ha presentado este jueves el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón.
Según las primeras conclusiones de este informe, la ciudad "ha sacado partido de la  globalización", como lo demuestra el crecimiento medio del 3'7 por ciento en los últimos diez años, superando la tasa española y doblando la europea. El documento destaca además que desde 2000 se han creado 760.000 puestos de trabajo, mientras que el desempleo se ha situado en el 6'5 por ciento, muy cerca del 'paro técnico'.

El regidor ha explicado que el avance de este estudio valora positivamente la inversión de las Administraciones en infraestructuras para Madrid, sobre todo en cuanto a transporte: la ampliación del Metro, la reforma de la M-30, la nueva T-4 de Barajas y las nuevas conexiones del AVE. Otros puntos positivos son el buen nivel formativo de los madrileños y la integración de los inmigrantes.

En cuanto a los problemas de la economía madrileña, la organización "alerta sobre los riesgos que podrían ensombrecer nuestra situación", entre los que destaca el bajo nivel de productividad laboral, un 18 por ciento inferior a la media de la OCDE, "la elevada temporalidad en el empleo y las dificultades a las que se enfrenta el sistema de innovación, con niveles de gasto en I+D por debajo de la media europea".

Por ello, el organismo anima a la ciudad a "lograr un modelo económico sostenible a largo plazo", para lo que propone "aumentar la productividad laboral incentivando la contratación indefinida", invertir en sectores estratégicos, como el biofarmacéutico, el aeroespacial y el financiero. También sugiere "buscar fórmulas" para aprovechar el valor y la capacidad de los inmigrantes que residen aquí.

Para el alcalde, "este examen riguroso y objetivo que nos han realizado los técnicos de la OCDE se convierte en un instrumento que nos acerca más al proyecto de ciudad que estamos construyendo" y tiene en cuenta los efectos positivos de la inversión pública en la ciudad, "que ha atraído la inversión privada y el capital humano". Además, señaló que es "la primera vez en la historia de España que una ciudad se somete a un examen tan preciso como éste".

Gallardón ha anunciado que la versión definitiva de este informe se conocerá a finales de septiembre, momento en el que además se constituirá la Comisión Interadministrativa prevista en la Ley de Capitalidad. Así, el Ayuntamiento presentará este documento a la Comunidad y al Gobierno central e instará a dichas Administraciones a que lleven a cabo políticas para cumplir las recomendaciones de la OCDE, en materias como la educación o el empleo.

Un presupuesto de 220.000 euros

El Coordinador General de Acción Internacional del Ayuntamiento, Ignacio Niño, explicó a Madridiario que el coste de este informe "se basa solo en nuestra obligación de cubrir todos los costes en los que incurra la OCDE para desarrollar el trabajo", lo que incluye "la completa disponibilidad de un equipo de expertos de la propia OCDE durante 18 meses, la contratación de expertos extranjeros y la organización de las misiones a España", así como la presencia de otros expertos en cada una de las misiones y el pago de sus honorarios. Se financia también la edición de los diferentes borradores del informe y publicación final del mismo.

Para afrontar estos gastos, el Consistorio firmó un convenio que abarca desde 2005 a 2007, con un máximo de 220.000 euros en las tres anualidades. "En todo caso", señaló Niño, "no se paga ni un euro más de lo justificable mediante facturas como coste ligados al desarrollo del proyecto". De esta manera, se asegura la independencia de criterio y objetividad con que la OCDE elabora este informe, que podría ser puesta en duda si la organización obtuviera un beneficio económico de la reaiización del trabajo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios