www.madridiario.es

Dos millones y medio de personas participan en los actos del Europride, según la organización

Europa pasea su 'orgullo' por Madrid

Europa pasea su 'orgullo' por Madrid

sábado 30 de junio de 2007, 00:00h
Decenas de miles de personas han acudido al desfile del Orgullo Gay más multitudinario que se ha visto en la capital. Miles de turistas y de visitantes venidos de toda España recorrieron el centro de la ciudad al ritmo de la música de las carrozas y rodeados de banderas del arco iris.
La fiesta del color y la diversidad ha conquistado el centro de Madrid. Alrededor de cuarenta carrozas, los tradicionales autobuses convertidos en discotecas ambulantes, han paseado el orgullo gay de toda Europa por las calles de la capital en el desfile más multitudinario que ha recorrido la ciudad bajo la bandera del arco iris.

Es la primera vez que el Europride, festival europeo del Orgullo Gay, se celebra en una capital del sur del continente. Bajo el lema "¡Ahora Europa! La igualdad es posible", el acontecimiento ha congregado a visitantes que han llegado en 250 autobuses procedentes de toda España, según los organizadores, que cifran la afluencia de extranjeros en 200.000 personas.

Numerosas caras conocidas, como el secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con ONG del PSOE, Pedro Zerolo; los dirigentes de UGT y CCOO, Cándido Méndez y José María Fidalgo, respectivamente; y el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, pudieron verse en el desfile. También acudieron la portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Inés Sabanés; el presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Antonio Poveda, y el presidente de honor de la Coordinadora de Gays y Lesbianas (CGL) de Cataluña, Jordi Petit. La ministra de Cultura, Carmen Calvo, también se sumó a la cabecera de la manifestación, donde comentó a los periodistas allí congregados que echaba de menos a los dirigentes del PP. "Como demócratas deberían estar aquí apoyando las libertades del resto de los españoles", añadió.

Turistas, participantes y despistados
Desde primera hora de la tarde, la actividad en la calle de Alfonso XII, donde se congregaron las carrozas para engalanarse de cara al desfile, ha sido frenética. Los turistas y los curiosos tomaban posiciones mientras los participantes iban y venían con los preparativos. Entre ellos, la delegación del Europride de Estocolmo, ciudad que acogerá el acontecimiento el año que viene, destacaba vestida de blanco entre las banderas del arco iris.  "Lo tendremos difícil para conseguir superar esto el año que viene", comentó Marie, una de las integrantes del Europride Stockholm a Madridiario. Mientras tanto, una pareja poco previsora trataba de ser aceptada en alguna de las carrozas, ya listas para partir.

"Se espera mucha más gente que otros años, dos millones y medio de personas", comentó un voluntario de Cogam a este periódico. "Llevamos todo el fin de semana trabajando. Hemos estado en puntos de información en el barrio de Chueca y ahora vamos a controlar un poco la manifestación para que no se prolongue demasiado".

Y en una situación privilegiada, sentados en uno de los escasos bancos que quedaban libres más de una hora antes del desfile, Moisés y Alberto, dos turistas mexicanos, observaban perplejos el alboroto del otro lado de la Puerta de Alcalá. "Está simpático; esto es algo nuevo para nosotros. En México no existe nada parecido".  Llevan dos días en Madrid y no han estado todavía en el centro: Gran Vía, Plaza Mayor... De momento se quedaban mirando. "Vamos a ver qué pasa", sonreía Moisés.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios