www.madridiario.es

Dicen que su vecina no sospecha de nadie en concreto

Los vecinos aseguran que ha habido ataques anteriores

Por MDO/E.P.
viernes 29 de junio de 2007, 00:00h
Los vecinos de Manuela Rodríguez, la mujer de 52 años que fue encontrada este viernes maniatada y amordazada en un sillón mientras ardía su vivienda, en Las Rozas, aseguran que la familia ya había sido atacada en dos ocasiones anteriores. La mujer lleva viviendo en ese bloque desde hace 20 años con su marido, Antonio Palacios, un hijo de 16 años, que se encontraba en el piso en el momento del suceso, y una hija de 21.
Los vecinos del bloque, situado en el número 32 de la Avenida de la Constitución del municipio, explicaron que el suceso "no es extraño" porque "no es la primera vez que le atacan a ella y a su familia". "No sabemos qué tienen contra ellos. La primera vez, les rompieron un cristal de la cocina y les metieron un líquido inflamable que provocó un incendio. Después, les quemaron el felpudo a ellos y a la vecina de la puerta de al lado, para quemar la puerta", indicaron.

 Además, relataron que  "un hombre que se hizo pasar por cartero llamó al timbre de la casa de Manuela y dijo que traía una carta certificada. La mujer, confiada, abrió la puerta y, en ese momento, fue atacada". Siempre según esta versión, ataron y amordazaron a la mujer y prendieron fuego en su vivienda. Un vecino fue el que entró en la vivienda y salvó a la mujer y a su hijo, que en ese momento dormía en una habitación.

El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Las Rozas se ha hecho cargo de la investigación. Por el momento, los agentes esperan a que los médicos del Hospital Puerta de Hierro den el alta a Manuela Rodríguez y a su hijo, ambos intoxicados leves en el incendio, para tomarles declaración.

Los vecinos aseguran tener "miedo" porque los ataques comenzaron en noviembre y se han producido a distintas horas del día. Dicen que su vecina, Manuela Rodríguez, no sospecha de nadie en concreto. Por su parte, Antonia Campos, una mujer que vive justo en el piso de abajo, dijo que "son buenos vecinos" y "buenas personas". La mujer aseguró tener "pánico" porque el suceso "ocurrió a las once de la mañana, a plena luz del día". "Me pregunto qué hubiese pasado de madrugada, no me lo quiero ni imaginar", agregó.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios