www.madridiario.es

Secretario General CC.OO. Madrid

Inmigración en la nueva sociedad

Inmigración en la nueva sociedad

viernes 15 de junio de 2007, 00:00h
El avance del padrón municipal a 1 de enero de 2007 nos dice que en Madrid vivimos 6.061.680 personas. La población madrileña ha crecido en el último año en 53.497 personas, es decir un 0,9 por ciento más que el año anterior. El crecimiento de la población inmigrante en Madrid a lo largo de 2006 fue de 53.720 personas más, es decir un 6,71 por ciento más que hace un año. Dicho de otra manera, todo el crecimiento demográfico de la región se debe a la incorporación de población inmigrante al empleo y a la sociedad madrileña.

En Madrid viven 854.232 personas inmigrantes, que suponen ya el 14,1 por ciento del total de la población madrileña y el 20 por ciento de todos los inmigrantes que viven en España. Hay que recordar que en el año 2000 los inmigrantes suponían un 5 por ciento de la población madrileña. Madrid crece económicamente gracias a la incorporación de trabajadores inmigrantes, pero los inmigrantes aportan también crecimiento demográfico y se constituyen en una realidad imparable en la que tenemos que aprender a vivir.

CCOO hemos presentado un análisis sobre la inmigración en Madrid, porque para vivir la nueva realidad lo mejor es conocerla y no dejarse llevar por imágenes, sensaciones o tópicos. La primera conclusión del análisis sería que las personas inmigrantes vienen a Madrid a trabajar. Eligen Madrid porque es la capital del Estado y porque aquí se concentra una parte importante de la construcción y los servicios. Mujeres, jóvenes, inmigrantes buscan una oportunidad de empleo en Madrid, aunque ese empleo sea precario.

Los inmigrantes vienen a trabajar y por eso su tasa de actividad es diez puntos superior a la media de los trabajadores españoles. Sin embargo, cerca del 80 por ciento de sus contratos son temporales. Soportan tasas de paro que doblan la media de los trabajadores madrileños, llegando casi al 12 por ciento. Suponen casi el 14 por ciento de los afiliados a la Seguridad Social. Son casi a partes iguales mujeres y hombres, y más de la mitad de origen latinoamericano.

Viven aquí, trabajan aquí, consumen, compran pisos, mandan dinero a sus países para mantener a sus familias. Muchos volverán a sus países de origen. Muchos de sus hijos se quedarán y este país, esta región, deben asumir esta nueva realidad, como afrontaremos la realidad de una población más envejecida o la necesidad de incorporar a las mujeres a la vida económica, política o social.

Desde CCOO venimos denunciando y trabajando intensamente en la defensa de los trabajadores y trabajadoras inmigrantes. Casos como el de los trabajadores de Mali a los que se vende un contrato de trabajo ficticio y que tienen que comprar una hipotética regularización que nunca llega, o situaciones como las que viven diariamente miles de trabajadores que son captados por pistoleros de la construcción sin contrato alguno en plazas de la capital como Atocha, Elíptica, Plaza de Castilla o Legazpi, o en localidades como Arganda del Rey, Pozuelo, Mejorada del Campo o Aravaca. Actuaciones de denuncia y de trabajo sindical que están permitiendo que los trabajadores inmigrantes encuentren en CCOO un instrumento útil para la defensa de su empleo, de la igualdad de oportunidades, de integración laboral y social.

Iniciamos una nueva legislatura que no debe pasar sin pena ni gloria para poner en marcha medidas para la integración laboral y social de las personas inmigrantes. Madrid necesita un pacto por la inmigración que favorezca la igualdad de oportunidades de formación y empleo para las personas inmigrantes. Para ello hay que luchar contra la precariedad, contra el fraude en las contrataciones, contra las redes de explotación laboral, contra el empleo irregular.

Administraciones, empresarios, sindicatos debemos dotarnos de instrumentos para esta batalla. Crear una comisión tripartita como la existente a nivel nacional, potenciar el observatorio de la inmigración, con participación de empresarios y sindicatos. Fortalecer el Foro Regional de la Inmigración. o mejorar la vía del contingente, es decir el mecanismo para traer trabajadores inmigrantes regularizados desde su país de origen, que ahora sólo supone el 0,09 por ciento del total de la contratación.

De nosotros depende que las nuevas realidades, con sus fortalezas y debilidades, se transformen en oportunidades o en problemas. En CCOO somos de los que preferimos transformar los problemas en oportunidad antes de dejar que por negligencia, inactividad o desidia una oportunidad termine convertida en problema.

Javier López

Patrono de las Fundaciones Abogados de Atocha y de la Sindical Ateneo 1º de Mayo

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios