www.madridiario.es

Las técnicas suponen un gran avance para el control de calidad de los productos

Patentadas nuevas formas de determinar la soja en productos cárnicos

miércoles 06 de junio de 2007, 00:00h
Un equipo del departamento de Química Analítica e Ingeniería Química de la Universidad de Alcalá liderado por la doctora María Luisa Marina Alegre ha desarrollado y patentado un procedimiento para la determinación de proteínas de soja en productos cárnicos de cerdo tratados con calor.
La adición de proteínas de soja a productos cárnicos de cerdo tratados con calor está prohibida o limitada por la legislación -según el tipo de producto de que se trate-, por lo que el nuevo método desarrollado y patentado presenta un gran interés al permitir comprobar que el porcentaje de proteínas de soja adicionadas a estos productos cárnicos no exceda el máximo permitido por la ley aplicable en cada país. Por ello, supone un gran avance para el análisis y control de calidad de estos productos.

Este nuevo procedimiento podría constituir una alternativa muy interesante al método ELISA debido a sus características analíticas, rapidez y bajo coste. Además, es de fácil aplicación industrial y la instrumentación requerida es bastante sencilla y accesible a los laboratorios de control de calidad.

Se trata de una tecnología basada en la utilización de un método analítico de cromatografía líquida de alta eficacia de perfusión en fase inversa. El producto cárnico se prepara para su análisis en dos etapas. Primero se elimina la grasa con acetona y, posteriormente, a partir del producto cárnico desgrasado y seco, se obtiene un extracto proteico por solubilización de las proteínas de soja en una disolución reguladora.

En el extracto proteico así obtenido, además de las proteínas de soja, hay proteínas cárnicas. Para su separación se utiliza un método analítico de cromatografía líquida de alta eficacia con una columna de perfusión de fase inversa utilizando dos fases móviles y aplicando un gradiente lineal y binario. Se emplea detección UV a una longitud de onda de 280 nm. Ello permite obtener un cromatograma de 8 picos en tan sólo unos minutos.

En dicho cromatograma es posible seleccionar algunos picos que corresponden únicamente a proteínas de soja y utilizarlos para llevar a cabo la detección y cuantificación de dichas proteínas en los productos cárnicos. La cuantificación de las proteínas de soja se realiza mediante la interpolación de la suma de las áreas de los picos seleccionados en la recta de calibrado obtenida, utilizando como patrón un aislado de proteína de soja.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios