www.madridiario.es

Las barreras arquitectónicas impedirán a muchos discapacitados ejercer su derecho al voto, denuncia CERMILas barreras arquitectónicas impedirán a muchos discapacitados ejercer su derecho al voto, denuncia CERMI

Por MDO/E.P.
sábado 26 de mayo de 2007, 00:00h
Las barreras arquitectónicas que presentan algunos colegios electorales son el principal problema con el que se encuentran los discapacitados para poder ejercer su derecho al voto, según denunció hoy la directora del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Pilar Villarino.

   Los escalones, la ausencia de rampas o ascensores en estos centros serán la razón por la que muchas personas con movilidad reducida no podrán acudir este domingo a votar en las mismas condiciones que sus vecinos, lo que en opinión de Villarino supone un caso claro de "discriminación" que debe ser denunciado por los afectados.

   Por ello, el CERMI anima a los discapacitados que se encuentren en esta situación a denunciar su caso concreto, para lo que ha puesto a disposición de los usuarios en su página web un formulario de denuncia que puede dirigirse a la junta electoral provincial correspondiente o al Ministerio del Interior.

   Según Villarino, el objetivo es lograr que las personas con discapacidad puedan ejercer un derecho "esencial para cualquier ciudadano" como lo es el de elegir a sus representantes políticos, y que lo hagan "en iguales condiciones que los demás ciudadanos".

  "Queremos que el proceso electoral sea accesible a todos los ciudadanos, y que los afectados que adviertan cualquier discriminación al ejercer sus derechos, lo denuncien", insistió.

   No obstante, no son sólo las personas con problemas de movilidad, que usan muletas o sillas de ruedas, las que ven coartada algún aspecto de su derecho a participar en los sufragios. Villarino advirtió que las personas ciegas o con deficiencias visuales no pueden ejercerlo sin contar con la colaboración de una tercera persona que les ayude a elegir la papeleta del partido correspondiente, con lo que su derecho al secreto de voto no es efectivo.

   Para paliar esta deficiencia, destacó la puesta en marcha de una reforma legislativa que permitirá la identificación en Braille de las diferentes opciones, aunque no estará vigente en las elecciones de mañana y tampoco se tiene la seguridad de que lo esté en la generales del año próximo.

   Sin embargo, reconoció que en campo de la integración de las personas discapacitadas en materia electoral se ha avanzado en algunas materias, como por ejemplo, en la inclusión en las campañas institucionales de los poderes públicos de subtítulos y del lenguaje de signos.

   Asimismo, calificó de "positivo" el que algunos partidos políticos, a los que no se les exige por ley el contar durante sus mítines y actos de campaña con traductores al lenguaje de signos, estén generalizando su empleo para posibilitar el acceso de todos los ciudadanos al proceso electoral.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios