www.madridiario.es

Investigación

jueves 21 de febrero de 2013, 00:00h
Dicho en frío y a bote pronto asusta, pero la investigación es tan necesaria como la justicia y casi me atrevería a decir que es una de sus antesalas. La vergüenza de cualquier tipo de investigación son solo los resultados que arroja. Nadie limpio teme ser investigado.

En el mundo occidental, en la época contemporánea la mayoría de las investigaciones que han concluido en juzgados y condenas, han salido del periodismo inquieto, desde el Watergate en los setenta. En España fue la prensa quien descubrió y destapó casos como el Gal, Filesa, etc.

La labor de la investigación no debiera servir jamás para la extorsión privada en democracias decentes, pero sí para desvelar asuntos sucios que, si no se investigan y destapan, crecerán contaminando el sistema hasta pudrirlo al completo. 

Es de capital importancia entender que es digno de alabanza, en este difícil país, cualquier persona que ose hacer frente, desde un medio, asuntos corruptos o ilegales, porque aquí no es tarea fácil. 

Todo los grandes países dan una elevada importancia a sus servicios de investigación, como prioritarios cuidadores del sistema.

Solo desde la investigación secreta y oculta de cuestiones publicas, se puede destapar la escoria, sea de origen empresarial, política, judicial etc.

Debemos aprender a discernir que tampoco es una lucha de bandos mediáticos, no sirve pensar que un determinado medio es fantástico si, desde una ideología concreta, descubre tramas ocultas, y el medio contrario es deleznable por hacer lo mismo. Esta debiera ser lucha conjunta por lograr honradez democrática entre todos; y la prensa en general considerarnos los custodios de mantener limpio el sistema, y convertirnos en la peste contra la corrupción y la golfería.   

No me parece mal la investigación.

¿Cómo si no, podríamos enterarnos de la cara B que pueden ocultar quienes manejan nuestras cuentas, nuestro presente y futuro?.

¿Cómo sabríamos quien se lucra y tiene patrimonios indecentes fuera de nuestras fronteras, con sueldos humildes, que no pueden justificar?.

¿Cómo conoceríamos, sin investigaciones, que manzanas están podridas en este frutero nacional?

La investigación es el único arma que queda para evitar la opacidad que tienen sistemas como el nuestro, donde los tres poderes que lo sustentan, el legislativo ejecutivo y judicial no tienen autonomía completa; siempre dependientes del partido que gane el gobierno.

Investigación a veces es la única salida; y medios de comunicación, los notarios que, desde la neutralidad e imparcialidad, debemos mantener el orden y denunciar la autentica realidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios