www.madridiario.es

Berzosa se defiende de quienes le acusan de la actual deuda de la Universidad Complutense

domingo 10 de febrero de 2013, 00:00h
El ex rector de la Universidad Complutense de Madrid Carlos Berzosa ha utilizado uno de sus últimos artículos publicado en 'Nueva Tribuna' para defenderse de quienes le acusan de ser el responsable de la actual deuda que tiene la universidad y que ha sido denunciada en distintas ocasiones por el actual rector, José Carrillo.
Tras destacar que se ha mencionado "reiteradamente" la deuda que tenía la Universidad de 150 millones en el último periodo de su mandato, un dato que, por otra parte, según ha señalado, fue dado a conocer por él, y, pese a ello, "se ha llegado incluso a decir sin ningún conocimiento de causa" que ha sido él quien ha arruinado a la universidad.

Berzosa destaca, en este sentido, que la situación de partida "no era nada buena" y que cuando su equipo tomó posesión la Complutense tenía una deuda de más de 100 millones de euros, que se concretaba en cifras redondas en más de 40 millones a proveedores y en algo más de 60 millones a la banca con motivo de tener un crédito de ese monto con dos instituciones financieras.

Además, el exrector hace mención a un informe que el gerente del centro expuso ante el Consejo de Gobierno y el Claustro al final de su mandato, sobre el estado de la situación económica y donde se señalaba que "en términos absolutos" se podía afirmar que la UCM no había incrementado "sustancialmente" el endeudamiento en el periodo 2004-2011 debido a que había pasado de una deuda total (financiera y comercial) de 136 millones en 2004 a 150 millones al final del mandato.

"Hay que tener en cuenta que en este periodo el presupuesto aumentó, por lo que el porcentaje de endeudamiento se mantuvo", dice Berzosa, quien señala que, en estos años, además, se produjeron "sensibles mejoras para el personal docente, de administración y servicios, y becarios, tanto económicas, como de estabilidad en el empleo, así como en promoción".

"Las propias cuentas de la Universidad a cierre de 2002 ya muestran un endeudamiento total superior a los 100 millones de euros si consideramos, además de las deudas con proveedores las derivadas del crédito financiero, y mi mandato se inició en junio de 2003", manifiesta.

Berzosa también hace referencia a una auditoría que fue encargada por el anterior rector Rafael Puyol y cuyos resultados señalaban que la Complutense padecía "una situación financiera delicada". "No hay, en consecuencia, ninguna prueba para señalar, como se ha hecho en repetidas ocasiones con mala fe o por desconocimiento, el que se pasara de una economía saneada a otra endeudada", apunta.

Estas palabras vienes después de que el Tribunal Supremo haya condenado a la Comunidad de Madrid a pagar 43 millones de euros a la Complutense, una de las demandas judiciales que presentó "en solitario" con motivo de los "recortes" que llevó a cabo el Gobierno regional en septiembre de 2008 "sin informar previamente a las universidades y sin que hubiera posteriormente una actitud negociadora".

Berzosa ha celebrado esta decisión judicial puesto que considera que pone "las cosas en su sitio" para la Universidad, "al tiempo que dejan al descubierto la actitud tan negativa que ha tenido la Comunidad de Madrid contra las universidades públicas madrileñas", y concluye señalando que la situación financiera globalmente considerada no ha empeorado cuantitativamente, "aunque sí que había aspectos preocupantes que venían dados por los recortes".

Situación 'gravísima', según Carrillo
Precisamente, esta semana el actual rector de la Universidad, José Carrillo, ha señalado que es "posible" que el saldo del presupuesto del centro no sea positivo el 1 de marzo, tal y como requiere la Ley 4/2012, lo que implicaría que la Comunidad de Madrid podría adoptar "las medidas necesarias para garantizar la estabilidad presupuestaria" de la Universidad.

Esta intervención la fija el artículo 81.5 de la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades, de acuerdo con su redacción dada por el Real Decreto-Ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo.

"La ley 4/2012 que se publicó en abril nos obliga a tener un remanente de caja no negativo a 1 de marzo, si no pasaría el negativo al presupuesto de 2013", explicó Carrillo, que reconoció que "lo más probable es que no sea positivo".

El rector atribuyó esta posibilidad a la "situación gravísima" en la que se ha sumergido el centro por la deuda de 150 millones de euros. Así, Carrillo valoró positivamente que la deuda se mantenga "a pesar" de los recortes de presupuestos que ha sufrido el centro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.