www.madridiario.es
Carabanchel no quiere crematorios

Carabanchel no quiere crematorios

jueves 14 de junio de 2012, 00:00h
Cientos de vecinos de Carabanchel se han manifestado este jueves para exigir que no se pongan en marcha los dos hornos crematorios que se han construido en el Cementerio Sur y que aún no tienen licencia de apertura.
Los vecinos llevan años intentado evitar que este proyecto salga adelante, al menos como se ha formulado hasta ahora, y exigen que no se pongan en marcha los dos hornos construidos hasta que no se resuelvan todas las dudas medioambientales y urbanísticas que tienen sobre el proyecto. Para ello, van a denunciar la infraestructura ante la Fiscalía de Medio Ambiente y ya han comenzado a tramitar una demanda por lo contencioso-administrativo al considerar que no debería haber recibido la licencia de obras.

La asociación de vecinos de Carabanchel Alto considera que la construcción nunca debería haber obtenido la licencia, pues según una sentencia anterior no se podía edificar en el cementerio, como se ha hecho, según explica Pedro Casas, portavoz de la asociación. El Ayuntamiento, por su parte, indicó a este digital que el Área de Urbanismo no vio ningún impedimento a la hora de conceder el permiso y que ahora está pendiente de estudio conceder la licencia de apertura.

En un principio, la Empresa Mixta de Servicios Funerarios (en un 51 por ciento depende del Ayuntamiento) iba a construir el crematorio junto al Cementerio Sur, pero la declaración de impacto ambiental recomendó que se condujeran los humos, con componentes contaminantes, al interior del cementerio a través de unas canalizaciones para alejarlos de los vecinos que viven en la zona, según relata Casas.

Impacto ambiental

Años después, en 2009, el Ayuntamiento comunicó a los vecinos que el proyecto había cambiado y que se construirá el crematorio dentro del cementerio, a lo que la asociación presentó alegaciones. Casas explica que una vez empezadas las obras, en 2011, los vecinos comprobaron que el edificio no era de 200 metros cuadrados como el que se había anunciado en un principio, sino de 800, y que la Consejería de Medio Ambiente había permitido extender la declaración de impacto ambiental del primer proyecto al segundo.

Los vecinos temen por su salud y aseguran que hay dudas sobre el perímetro de seguridad que están tomando como referencia Ayuntamiento y Comunidad, pues la normativa es confusa". En unos 500 metros a la redonda del edificio del crematorio hay viviendas, según los vecinos, quienes consideran que las reglas son más exigentes y debería haber una distancia de 2.000 metros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.