www.madridiario.es

PP, IU y UPyD ganan, el PSOE pierde

Euforia 'popular', desolación socialista

Euforia 'popular', desolación socialista

Por Lucía de la Fuente
domingo 20 de noviembre de 2011, 00:00h
Euforia y decepción. Alegría y reflexión. La abrumadora victoria electoral del Partido Popular contrasta con la sangrante derrota a los socialistas que obtienen el peor resultado de su historia. Las reacciones políticas no se han hecho esperar.
El que será presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, sabiéndose ya ganador de los comicios se asomó al balcón de Génova —acompañado de su mujer Elvira Fernández, además de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, la número dos en la lista del PP por Madrid, Soraya Sáenz de Santamaría, y la secretaria general y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal—, donde miles de simpatizantes de su partido le esperaban eufóricos con pancartas azules y banderas de España. "Estoy muy contento y muy satisfecho, pero mañana por la mañana ya estaré aquí trabajando", dijo.

Momentos antes, había leído su discurso tras saberse vencedor. "No va a haber milagros, no los hemos prometido, pero confío en que el trabajo, la seriedad y la constancia de buenos resultados", destacó: "Sé muy bien lo que nos toca, pero estoy plenamente convencido de que como presidente antepondré siempre el interés general a cualquier interés particular".

Cospedal había sido la primera en mostrar públicamente la alegría de su partido tras conocer los resultados con la mayoría de votos escrutados. "En nombre del Partido Popular quiero dar las gracias a los españoles que han manifestado una 'amplísima' voluntad de cambio", afirmó desde Génova. Ana Mato, responsable de la campaña de los 'populares', aseguró por su parte que desde ahora el único objetivo "será vencer a la crisis y al paro".

El PSOE, hundido
La otra cara de la moneda la protagonizaron los socialistas. Su líder, Alfredo Pérez-Rubalcaba, reconoció a los medios de comunicación congregados en Ferraz que su partido había obtenido "un mal resultado" y, por ello, dijo que había pedido la celebración de un congreso ordinario que abriría la puerta a su posible sucesión.

"Aún así siete millones de personas nos han dado su apoyo a los que se lo agradezco extraordinariamente de todo corazón. Estaremos a la altura de esta confianza y lucharemos desde la oposición con todas nuestras fuerzas para que la lucha contra la crisis no signifique una pérdida de derechos", declaró. José Blanco, ministro portavoz del Gobierno, quiso también hacer pública su felicitación al PP en general y a Mariano Rajoy en particular, además de agradecer la participación "sin incidentes" de una jornada electoral "que por primera vez se celebran sin la amenaza del terrorismo".

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, afirmó que el resultado obtenido es "suficientemente contundente" como para que los socialistas no se conformen "con poner una coma", sino que es el momento de "poner un punto y aparte", además de considerar que la situación exige un "proceso de reflexión".

Satisfacción en IU y UPyD
En Izquierda Unida, alegría. Su número uno, Cayo Lara, que portaba una chapa por la educación pública en la solapa de su chaqueta, dijo que la fuerte subida de votos de su partido se debía al "esfuerzo colectivo". "No podéis imaginaros lo que significa una alegría en la casa del pobre", afirmó a la prensa desde la sede federal de IU. "Aspiramos a tener un país en el que no le pongan pegas a los ciudadanos que acuden a votar con camisetas verdes en defensa de la educación", añadió, haciendo referencia a algunos incidentes que tuvieron lugar durante la jornada.

El coordinador de la campaña de IU, Ramón Luque, se sintió "feliz y satisfecho": "Pasamos a ser una fuerza determinante en el Parlamento y en la calle", puntualizó.

La líder de UPyD, Rosa Díez, también contenta, prometió poner "racionalidad y emoción" a la política con los cinco diputados conseguidos, aunque arremetió contra la ley electoral, que concede a su formación dos diputados menos que a Amaiur a pesar de contar con más del triple de votos. Díez hizo estas declaraciones ante cerca de doscientos simpatizantes  y agradeció el apoyo al más del millón de votantes que han confiado en ella. Pese a ello, el partido se queda a las puertas de tener grupo parlamentario propio al no alcanzar el cinco por ciento de los votos requeridos en todo el Estado.

En Equo lamentaron que el dos por ciento alcanzado en Madrid y los 350.000 votos en toda España no hayan sido suficientes para alcanzar representación en la Cámara Baja. Sin embargo su número uno, Juan López de Uralde, afirmó que cuentan con un "aval suficiente" para seguir trabajando en la creación de "un espacio verde" en la política española.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios