www.madridiario.es
Ahora sí, el 'movimiento' reflexiona en Sol

Ahora sí, el 'movimiento' reflexiona en Sol

Por MDO
lunes 23 de mayo de 2011, 00:00h
Fin de las elecciones. Con un multitudinario "grito mudo", una legión de 'indignados' despidió este domingo el proceso electoral que les ha amenazado tanto como movilizado. A pesar de haberse manifestado reiteradamente ajenos al mismo, los concentrados buscan ahora diseñar una hoja de ruta que justifique la necesidad de su acampada y que haga perdurar el movimiento.
La asamblea de este domingo fue prácticamente unánime cuando decidió mantener el campamento, al menos, una semana más. Sin la interferencia de las elecciones locales y autonómicas, el movimiento '15-M' se enfrenta ahora a sí mismo. Mantener su vigor y cristalizarse en acciones o propuestas más allá de la Puerta del Sol son en este momento sus dos prioridades. Lo que está claro es que nadie parece dispuesto a que la inusitada fuerza generada con esta protesta acabe por diluirse. Un portavoz de la acampada ha explicado en esta línea que, en los próximos días, "deben articularse los mecanismos para seguir adelante y trabajar de otra manera".

Sobre el contenido, este lunes los trabajos de las comisiones y la asamblea seguían generando numerosas propuestas para atajar los problemas que los asistentes encuentran en el sistema político, social y cultural español. El debate de estos grupos, diversificados en subcomisiones especializadas, marca el tempo de toda la actividad que se genera en la acampada. Según la comisión de propuestas, se intentaba cerrar un consenso formado por una quincena de puntos, si bien, a las siete de la tarde, sus voluntarios no paraban de leer y ordenar las nuevas depositadas en su urna.

Llegar a otras plazas
Acampada Sol descansandoSobre el continente, los acampados son conscientes de que, en algún momento, deberán echar el cerrojo al símbolo del movimiento. Una de las ideas que la asamblea está barajando para proyectarse más allá de ese momento es vehicular su espíritu a través del trabajo en barrios y otros municipios. Multiplicarse, que no dividirse, para vencer, según manifiestan en el kilómetro cero: "Sol ha puesto cara a algo que ya existía: el asociacionismo y la horizontalidad. Hay que conseguir que esta forma de decisión sea mucho más fuerte", han opinado acampados autorizados. El riesgo de la deslocalización tampoco se percibe como tal: "Ha crecido una ciudad, una esperanza y hay cientos de plazas reflexionando con nosotros. El verdadero movimiento será el de los barrios".

De momento, comienzan con esta iniciativa esta misma semana. El objetivo es que el 28 de mayo se celebren asambleas populares en muchos más lugares para que, un día después, 'eleven' en Sol sus conclusiones a través de portavoces designados a tal efecto. Algunos de los participantes manifestaban este lunes que ha comenzado el momento de implicar al tejido social y que el movimiento debe tender, precisamente, a servir de revulsivo para activar el asociacionismo y la participación ciudadana desde lo local.

Calibrar el apoyo
La asistencia durante el día a Sol había disminuido ligeramente en comparación con los colapsos vividos en jornadas anteriores a las mismas horas. Hacia el final de la tarde, el tránsito de las personas entre las distintas carpas -cada vez más numerosas- instaladas en el centro de la plaza era más fluido que de lo normal. Un portavoz, sin embargo, negaba rotundamente que, tras la desaparición de las prohibiciones de las juntas electorales, la concentración estuviese perdiendo fuelle. "Lo difícil es no llegar hasta el domingo: tenemos un apoyo creciente y muchas ideas". No obstante, la asamblea ya ha pedido a los activistas que "intenten turnarse para evitar el desgaste" y unas 'horas valle' muy acusadas.

Manifestantes SolDe igual modo, han elaborado un protocolo de actuación ante una posible intervención policial. Aunque evitan pensar en esta posibilidad, los portavoces han informado sobre las medidas tomadas: "Estamos organizados: hay escuadrillas de aviso, se darían instrucciones precisas por megafonía y tenemos un equipo de abogados que nos atenderían". Sin la sombra de los comicios, lo cierto es que el hipotético desalojo de un campamento más desinflado acarrearía probablemente menores consecuencias a quien lo emitiese que de haberse producido, por ejemplo, durante este pasado fin de semana. "Cerrar Sol sería un acto antidemocrático y violento que, además, no conseguiría sofocar un movimiento constructivo definido por su pacifismo", defienden desde la céntrica plaza madrileña.

De momento, con la vista puesta en el plazo inmediato, los concentrados actualizaban este lunes su lista de necesidades en el kilómetro cero. La Puerta del Sol pedía, entre otras cosas, pizarras, ventiladores, clavos, 'tuppers' o tinta de impresora para seguir marcando el pulso del '15-M' y asegurarse amanecer un día más.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios