www.madridiario.es

Las carreteras y autobuses vuelven a sufrir saturación

Madrid supera el segundo día sin Metro con atascos pero con mayor previsión

Madrid supera el segundo día sin Metro con atascos pero con mayor previsión

miércoles 30 de junio de 2010, 00:00h
Los andenes de Metro de Madrid han vuelto a amanecer cerrados este miércoles en lo que constituye el segundo día consecutivo de huelga en el suburbano sin servicios mínimos, después de que el martes se viviera en la región, especialmente en la capital, una jornada caótica debido a que los piquetes impidieron la salida de los trenes de las cabeceras de línea.
A diferencia de lo ocurrido el martes, cuando los usuarios aún confiaban en poder viajar a sus casas o puestos de trabajo en el suburbano, este miércoles pocos madrileños se han atrevido a acceder al Metro. En las estaciones de la red madrileña podía escucharse a través de la megafonía y leerse en los paneles informativos la misma leyenda: "Metro de Madrid informa de que con motivo del incumplimiento de los servicios mínimos establecidos no se presta servicio en toda la red de metro. Rogamos abandonen las estaciones".

A primera hora, el andén de acceso a la estación de la Puerta del Sol estaba totalmente vacío, y tan solo había unos cuantos turistas despistados que desconocían la situación de huelga. Esta situación hace que los casi dos millones de usuarios habituales de Metro tengan que buscarse un transporte alternativo para poder desplazarse por la ciudad, lo que de nuevo ha adelantado la hora punta en Madrid.

El origen de las protestas
En el origen de las protestas se encuentra la decisión del Gobierno regional de rebajar el sueldo de los empleados públicos un 5 por ciento, adaptando la normativa estatal. La única diferencia, es que el decreto madrileño se aplica también a las empresas públicas, entre las que se encuentra Metro de Madrid.

Unos 200 trabajadores de Metro de Madrid recibirán este miércoles la notificación de que la empresa les ha abierto expediente informativo por el incumplimiento de los servicios mínimos establecidos por la Comunidad de Madrid de cara a la huelga en el suburbano, según avanzó el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados. Según indicó, desde la Comunidad van a "llegar hasta el final porque esto es un atropello", aunque concretó que no todos los expedientes abiertos acabarán en despidos porque una "gran parte" de los empleados no han ido a trabajar por la "presión de un grupo de sus compañeros, los más radicales".

Este martes se produjo un intento de abrir la línea 8 de Metro con la ayuda de la Policía Nacional para garantizar la seguridad de los viajeros, un objetivo que se vio truncado por la acción de piquetes informativos que disuadieron a los conductores de poner en servicio alguno de los trenes. El Gobierno de Madrid no descarta que haya que pedir ayuda al Ejército para que los militares conduzcan los convoyes de Metro, en caso de que continúe la huelga sin los servicios mínimos. Así lo ha anunciado este miércoles el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González que asegura que la medida "no sería descartable".

Asimismo, ha confirmado que, como les informó Madridiario, Metro de Madrid está negociando con empresas privadas de autobuses para contar desde mañana, 1 de julio, con una flota de vehículos que cubra los mismos itinerarios de las diferentes líneas de la red del suburbano. Ha confesado que en el Gobierno de Madrid "nunca pensamos que los trabajadores iban a hacer un ejercicio de irresponsabilidad como éste, incumpliendo una obligación que exige la ley". A juicio del vicepresidente, resulta "evidente" que detrás de esta huelga hay "una acción teledirigida contra el Gobierno de Esperanza Aguirre" pues estima que "no es normal que con la situación de crisis que vivimos, resulte que la primera huelga salvaje" sea contra el Ejecutivo regional.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios