www.madridiario.es
Rivas se propone conseguir emisiones cero en 2030

Rivas se propone conseguir emisiones cero en 2030

Por Carmen M. Gutiérrez
jueves 25 de noviembre de 2010, 00:00h
Rivas Vaciamadrid tiene un ambicioso proyecto para convertirse en una ciudad sostenible, cuyos mecanismos ya han arrancado. Su reto es dejar de emitir CO2 en 2030, según destacó Francisco Romero, director de la Agencia Local de la Energía del municipio en las jornadas de Medio Ambiente, de Madridiario.
En febrero de 2008 Rivas Vaciamadrid presentó, arropada por personalidades relacionadas con la defensa del medio ambiente, su proyecto para convertirse en una ciudad sostenible: Rivas Ecópolis. A día de hoy los proyectos ya han dado sus frutos, según explicó Romero en las VIII Jornadas de Medio Ambiente, organizadas por Madridiario.

Se creó la Ciudad del Agua y la Energía, como base de futuras empresas punteras en estos campos, y ya han conseguido importantes inversiones de compañías. Por la Agencia Local de la Energía -dirigida por Romero y recientemente premiada- han pasado 600 familias que han solicitado ayudas para instalar placas solares en sus viviendas o asesorarse sobre el coche eléctrico. Además, el municipio organiza una completa Semana de la Sostenibilidad. Los vecinos también disfrutan de la Plaza Ecópolis, con una escuela infantil, biblioteca y juegos, que es autosuficiente energéticamente y tiene un sistema de depuración de aguas residuales, con el que se riega la zona verde.

La meta de Rivas Vaciamadrid, aprobada en Pleno municipal, es llegar a tener emisiones cero en 2030. Romero reconoció que será difícil, pero dijo que, de esta manera, se obligan a conseguir una importante disminución de CO2 . Y parece que no les frenará la crisis. "Lo medioambiental también puede ser negocio y crear empleo", sostuvo. En este sentido indicó que dos compañías están desarrollando proyectos medioambientales en Rivas que suponen una fuerte inversión.

Urbanismo erróneo
El director de la Agencia Local de la Energía reconoció que el urbanismo, con urbanizaciones de adosados, que se había hecho en Rivas no es ecológico porque consume muchos recursos, como agua y suelo, y fomenta el uso del coche. Pero también dijo que ha sucedido igual en otras ciudades. "Hemos crecido en el parámetro de otro tiempo".

Romero recordó que si la temperatura sube dos grados de medio se producirán cambios físicos importantes para nuestro modo de vida y que con lo acordado en Copenhague podría subir hasta 4,7. "Cuando hablamos de cambio climático estamos hablando de las personas", sentenció.

Los problemas mediambientales del planeta -indicó- van más allá. La huella ecológica de los países desarrollados es insostenible, sobre todo si tenemos en cuenta el aumento de la población y el crecimiento económico de otras naciones. "Nos estamos comiendo la tarta de los otros, por eso la huella ambiental también es un problema de justicia", argumento.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios