www.madridiario.es
El silicio y el carbono cercan al SIDA

El silicio y el carbono cercan al SIDA

viernes 11 de junio de 2010, 00:00h
Investigadores de la Universidad de Alcalá de Henares sintetizan unas moléculas eficaces en el tratamiento del VIH.
El carbono y el silicio son dos elementos químicos que están presentes en nuestro entorno. El carbono constituye el pilar básico de la vida y el silicio es el componente fundamental de los aparatos electrónicos. Francisco Javier de la Mata y Rafael Gómez, dos profesores del Departamento de Química Inorgánica de la Universidad de Alcalá, han encontrado un nuevo cometido para ellos, la lucha contra el SIDA. “Los dendrímeros carbosilano, unas moléculas tridimensionales que contienen enlaces carbono-silicio, son capaces de unirse al material nucleico de las células, lo protegen y lo transportan hasta el interior de los linfocitos infectados por el VIH. Al facilitar la inhibición del virus, frenan su expansión hacia otras células del organismo”, explican los investigadores de la UAH.

Francisco Javier de la Mata y Rafael Gómez apuestan por los dendrímeros carbosilano como una nueva estrategia terapéutica para combatir el SIDA, que cuenta con numerosas ventajas respecto a otros agentes de transporte: no son tóxicos, facilitan la disminución de la dosis requerida para lograr el efecto terapéutico deseado y son capaces de frenar la infección dentro de la célula ya infectada. “Un valor añadido, desde el punto de vista técnico, es que estas macromoléculas de tamaño nanoscópico las podemos preparar en el laboratorio con relativa facilidad y permiten una gran versatidad a la hora de funcionalizarlas para encontrar un uso específico”, explica Javier de la Mata.
Los dendrímeros carbosilano también pueden usarse como vehículos de transporte de otras moléculas de interés farmacológico, ya que estos dendrímeros permiten aumentar la vida media de dichos fármacos y su biodisponibilidad, con lo que sería necesaria una dosis menor para conseguir el efecto biológico deseado.

Los resultados de este proyecto de investigación, en el que llevan inmersos desde hace más de cinco años en colaboración con el laboratorio de Inmunobiología Molecular del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, se han materializado en una patente que fue premiada en el Concurso madri+d 2008 a las mejores patentes.

El papel de los dendrímeros no termina aquí, ya que los investigadores de la Universidad de Alcalá colaboran con la Universidad de Navarra en la consecución de dendrímeros eficaces contra el cáncer. También tienen en marcha una colaboración con la Universidad Complutense, donde están, desarrollando trabajos relacionados con el tratamiento de problemas oftalmológicos, y en la propia UAH colaboran con Profesores de las Facultades de Química, Farmacia, Medicina y Biología en el estudio, entre otros, de la capacidad antibacteriana de algunos de los compuestos que han sintetizado en el laboratorio. A nivel internacional, trabajan de manera conjunta con grupos de investigación de Francia, Alemania, República Checa o Polonia, con los que están llevando a cabo un estudio sobre la capacidad de los dendrímeros en biomedicina para usarlos como agentes antipriónicos en el tratamiento del Alzheimer.

A largo plazo, Gómez y de la Mata están estudiando la posibilidad de utilizar estos compuestos tridimensionales como agentes terapéuticos antivirales. “Creemos que los dendrímeros pueden convertirse en medicamentos propiamente dichos e igualmente eficaces para la biomedicina y otras ramas científicas” explica Rafael Gómez. “Es un proceso lento, en el que llevamos muy avanzados los experimentos in vitro y ahora estamos iniciando las pruebas in vivo. Estimamos que tardaremos una década en desarrollarlo y culminar los ensayos clínicos”, concluye Javier de la Mata.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios