www.madridiario.es

Rayo Vallecano 0-0 Levante

Polémico empate del Rayo contra el Levante

Polémico empate del Rayo contra el Levante

Por MDO/Efe
domingo 03 de enero de 2010, 00:00h
Rayo Vallecano y Levante se repartieron los puntos en un encuentro en el que el colegiado Amoedo Chas expulsó a tres jugadores, dos del Rayo y uno del Levante, y además amonestó a otros ocho jugadores. Polémicas arbitrales aparte, los porteros Cobeño y Manu fueron los grandes héroes gracias a sus intervenciones.
El Rayo se hizo pronto dueño del balón y con la iniciativa en el juego, pero de poco les sirvió, el Levante estaba bien conjuntado atrás. No dejaban huecos y recurrían a las faltas cuando fue necesario. Esto le supuso a los visitantes llenar a la defensa de amonestaciones, aunque esto no lo supo aprovechar el Rayo. Aquí demostró más pericia el Levante, sólo Salva fue amonestado en la primera parte, por el bando local. Los atacantes azulgranas lo buscaron y terminó siendo expulsado, de forma excesiva, en el añadido de la primera parte.

Así, todo fueron problemas para Pepe Mel, ya que un choque fortuito entre Albacar y Pelegrín suponía que el primero tuviera que ser sustituido por Tito, con lo que Coke tenía que cambiar de banda y jugar a pie cambiado. Además, ante la expulsión del central, el técnico se decidió a jugársela, hizo los cambios que quedaban en el descanso. Dio entrada a Rafa García y a Arribas, quien debutaba con el primer equipo. Así, afrontaba toda la segunda mitad con una defensa de circunstancias.

Balones que no entraron
Y se antojaba peligroso, puesto que el Levante no llegó mucho, pero sus dos lanzamientos a puerta callaron al estadio, de Guerra y Larrea con grandes intervenciones de Cobeño. Manu también tuvo su instante de gloria en la primera mitad al encontrarse con la cadera un remate de Coke.

Rubén Castro dispuso de dos claras ocasiones al comienzo de la segunda mitad, que se sumaban a otra en la primera mitad. Pero el canario hoy no tenía su día. Así el partido estuvo estabilizado hasta el minuto 75. El Rayo no notó su inferioridad y el Levante se limitó a colgar balones a sus hombres avanzados.

Pero Larrea igualaría el número de jugadores sobre el césped, una dura entrada sobre Castro le costaría su segunda amonestación. Esto llegaba en el mejor momento levantinista, que sufrió el golpe y ya apenas opuso resistencia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios