www.madridiario.es
Aprobada con polémica entre Madrid y Alcorcón la 'Operación Campamento'

Aprobada con polémica entre Madrid y Alcorcón la 'Operación Campamento'

sábado 28 de febrero de 2009, 00:00h
El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ratificó por unanimidad de los tres grupos municipales, aunque con polémica, la 'Operación Campamento', que prevé la construcción de 10.000 viviendas en los antiguos cuarteles militares y el soterramiento de 2,6 kilómetros de la A-5 a su paso por Batán.
El proyecto aprobado incluye un túnel de 2,6 kilómetros para soterrar la carretera de Extremadura (A-5) a su paso por el barrio de Batán. El subterráneo comenzará a la altura del cruce de la A-5 con la carretera de Boadilla y finalizará en el túnel de la avenida de Portugal, aunque tendrá un pequeño tramo en superficie. El proyecto contempla tambiénconstruir 10.000 viviendas en una primera fase, el 70 por ciento de protección pública.

Igualmente se construirá un intercambiador y un aparcamiento disuasorio (2.000 plazas) junto a la estación de metro de Aviación Española. Más adelante, se prevé una segunda fase de la operación donde se construirán 11.400 pisos más. El documento urbanístico dibuja un nuevo desarrollo con una superficie total de 2.110.206 metros cuadrados, de los que 364.629 metros cuadrados serán para zonas verdes, 204.411 metros cuadrados para equipamientos sociales, 89.737 metros cuadrados para uso deportivo, 726.366 metros cuadrados para viarios y 30.019 metros cuadrados para servicios de transporte.

La asociación de vecinos de Campamento consideró que se había perdido "una oportunidad de hacer un urbanismo diferente" que respetase el objetivo estratégico de descentralizar la ciudad localizando una parte muy significativa de la administración central en el sur.

Polémica Madrid-Alcorcón
La última polémica en torno a esta operación urbanística se produjo entre el Ayuntamiento de Madrid y el de Alcorcón por los accesos de la A-5, una carretera ya saturada de por sí. Según comentó la delegada de Urbanismo de Madrid, Pilar Martínez, el Distrito Norte de Alcorcón afectará a la movilidad, el medio ambiente y el desarrollo urbanístico de toda la zona pues está previsto construir en ella 28.000 viviendas cuyos ocupantes pueden colapsar la A-5 si las viviendas se concluyen antes que la ampliación de la M-45.

Por estas causas, el Ayuntamiento de Madrid interpuso un recurso contencioso-administrativo contra el de Alcorcón para que tome cartas en el asunto y exija a los propietarios del suelo de Distrito Norte que paguen una parte proporcional de las infraestructuras urbanísticas necesarias para habilitar accesos y evitar la afección a los vecinos y al tráfico. Es decir, hacer lo mismo que ha hecho el Ayuntamiento de Madrid con el Ministerio de Defensa, propietario del suelo de la 'Operación Campamento', con el que ha negociado, entre otras cosas, repartirse al 50 por ciento los pagos del proyecto (617 millones de euros en total).

El alcalde de Alcorcón, Enrique Cascallana, declaró que no iba a tolerar que Madrid pusiera "en peligro la política de vivienda y de empleo del nuevo desarrollo urbanístico del Distrito Norte, que está aprobado por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid y cuenta con todos los informes favorables y la aprobación del Consejo de Gobierno, a pesar del contencioso presentado frente a la Comunidad de Madrid después de un largo periodo de acuerdos con los sectores económicos y sociales y todos los informes favorables".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios