www.madridiario.es
Los parados –ellos sí– hacen responsable de su situación a Zapatero

Los parados –ellos sí– hacen responsable de su situación a Zapatero

Por Álvaro Ballarín
viernes 06 de noviembre de 2009, 00:00h
Con tanto ruido mediático alrededor de asuntos que nos resultan muy entretenidos a políticos y periodistas –y que no sé si a la gente le interesan tanto–, apenas se ha prestado atención a el barómetro de octubre del CIS, que refleja las preocupaciones reales de los ciudadanos. El 73% de los encuestados sitúa el paro como el principal problema de España.

Parece una preocupación más que justificada, porque al día siguiente se publicaron los datos del paro de octubre: 100.000 personas más se han quedado sin trabajo. En el Gobierno celebran que son 100.000 parados menos que en octubre de 2008. No sé qué celebran; o es que no se enteran o es que nos quieren engañar: son 100.000 parados que se añaden a los 200.000 parados de octubre del año pasado y a los 900.000 que se han ido sumando desde entonces. ¿Dónde están los motivos para la celebración?

En cualquier caso, no se entienden muy bien estos malabarismos dialécticos que utilizan para maquillar las cifras cuando, según su propia tesis, el paro es inevitable, indiferente de quién gobierne, PSOE o PP, y, por tanto, Zapatero no es responsable del desempleo. Incurren en una contradicción: si Zapatero no es responsable del desempleo, ¿a qué viene tanto empeño en confundirnos con las cifras del paro? A que en realidad ellos saben que Zapatero sí es el responsable y por eso nos intentan engañar. Y durante un tiempo han conseguido engañar a muchos. Pero ya no, como demuestran las respuestas de los encuestados que actualmente están en el paro: el 46.6% votó al PSOE en 2008; ahora tan sólo lo haría el 21%. Los parados –ellos sí– hacen responsable de su situación a Zapatero. 

Después de tanto engaño, sobre todo en un tema tan importante como el paro, no es de extrañar el descrédito y la falta de confianza de los españoles en Zapatero: el 72% de los entrevistados en la encuesta del CIS manifiesta que les inspira poca o ninguna confianza. Y es que Zapatero nos habla como si no tuviéramos memoria ni inteligencia: primero nos prometió el pleno empleo; luego nos dijo que la crisis no existía; después que lo peor de la crisis ya había pasado; a continuación vinieron los brotes verdes y ahora, cada tres meses nos retrasa otros tres meses la salida de la crisis que tres meses antes nos había anunciado que se produciría en tres meses. La grave situación por la que atravesamos exige altura y respeto a los españoles. El que siempre tuvo Antonio Machado y que puso de manifiesto cuando dijo: “Yo no soy de esos tontos que hablan en tonto al pueblo”.

Álvaro Ballarín.
Concejal presidente del distrito Moncloa-Aravaca.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios