www.madridiario.es
La gasolinera 'bio' espera al conductor ecológico
La gasolinera 'bio' espera al conductor ecológico

La gasolinera 'bio' espera al conductor ecológico

Por Carmen M. Gutiérrez
lunes 06 de abril de 2009, 00:00h
Con cuentagotas. Así llegan los clientes al primer surtidor de bioetanol de la capital, que se inauguró hace seis meses y está en Las Tablas. La falta de información y de puntos de suministro retrasan el avance de los biocombustibles.
El bioetanol es el sustituto renovable de la gasolina. Es capaz de reducir un 70 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a la gasolina y, además, es un poco más barato que esta. Al margen de los problemas que los biocombustibles pueden provocar en la producción de alimentos y la conservación de bosques, que se espera que se solucionen con los de segunda generación, parece que todo son ventajas.

Sin embargo, en la estación de Disa/Shell de Las Tablas, la primera y única de Madrid que dispone de un surtidor de bioetanol, apenas venden 2.000 litros al mes y es difícil ver cómo se levanta la manguera de este combustible. Uno de los frenos del bioetanol es que solo lo pueden usar los coches 'flexifuel', pero la falta de información entre los conductores es quizás el principal escollo para su introducción en el mercado.

Más fácil para los diésel
Muchos de los clientes que acuden a la gasolinera no saben que tienen a su disposición tanto bioetanol como biodiésel, aunque cuando ven estos nombres junto a las mangueras tradicionales a veces se interesan por el tema. Y es que si cuesta un poco menos y además es limpio, ¿por qué no utilizarlo? "Estos productos se empezaron a usar con mucha alegría y luego se vio que podían desestebilizar el mercado alimentario", afirma Jenaro Gallego mientras llena el depósito.

No obstante, Gallego comprende  que los combustibles de segunda generación, procedentes de residuos vegetales, pueden cambiar este panorama. Pese a estar interesado en esta alternativa a los carburantes, no sabía es que ya puede usar biodiésel en su vehículo actual. "Me voy a informar con el fabricante de mi coche y si me garantizan que la mezcla con el diésel normal no afecta al buen funcionamiento me podría animar, y eso que no soy ningún loco de la ecología", afirma.

Como Gallego otros usuarios tampoco sabían que en Madrid se puede repostar biodiésel en varias gasolinera. Víctor Buitrago, un joven que se acerca repostar, reconoce que no tenía información sobre el tema. "Hay que cambiar los carburantes y ya no solo por la contaminación, sino por los precios que a veces alcanzan. Como dice el Obama (sic), hay que usar energía renovables. Pero tienen que ser los políticos los que estimulen estas cosas", señala.

Motores flexibles
Pese a que cualquier vehículo puede usarlo, el biodiésel no está muy extendido. Así que el bioetanol lo tiene aún más complicado, pues necesita un motor especial, el 'flexifuel' que fabrican algunas marcas como Ford o Volvo. Pero el inconveniente no es un impedimento, ya que el precio es similar al de un motor normal y el depósito se puede llenar indistintamente con gasolina o bioetanol.

Según los datos de Ford, las ventas de coches 'flexifuel' van en aumento. Las gasolineras, por su parte, están esperando una mayor demanda para aumentar el número de surtidores. Los conductores necesitan más información. Y las autoridades europeas han rebajo sus expectativas y objetivos con los biocombustibles y, junto a los grupos ecologistas, están pendientes de los resultados de la segunda generación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios