www.madridiario.es

Adela Otero, concejala de Mujer de Alcorcón

'Es básico educar en la no violencia'

"Es básico educar en la no violencia"

jueves 26 de marzo de 2009, 00:00h

Alcorcón fue uno de los primeros municipios en contar con un piso municipal de acogida para las víctimas de violencia de género. Pero no es el único recurso para luchar contra esta lacra social. Como señala la concejala de Mujer, Adela Otero, es tan importante la atención a la víctima como la prevención y educar en la no violencia.

¿Qué recursos hay en Alcorcón para las mujeres víctimas de la violencia de género?
En la Concejalía tenemos asesoría jurídica, atención psicológica para las mujeres y también para los hijos de estas mujeres. Esto último lo implantamos hace dos años porque los hijos de madres que sufren violencia de género también son víctimas silenciosas de esa violencia, porque los niños normalmente se callan, pero cuando se trabaja con ellos, se detecta que tienen muchos problemas por esa violencia de la que han sido testigos.

También cuentan con la casa de acogida, ¿no?
Tenemos también la casa de acogida y el piso de emergencia, que están en el mismo edificio, para las mujeres en riesgo máximo que deben salir de su casa se les proporciona una estancia. El piso de emergencia es para cuando existe un riesgo mayor en el que tiene que salir la madre y los hijos inmediatamente de casa. Están allí, en principio, un mes. Al mes, cuando ya se ha estudiado la situación de esa mujer, pasa al piso de acogida y allí conviven con el resto de mujeres. En la casa de acogida la estancia es mayor, puede ser incluso de un año. Se les da manutención, se les ayuda a encontrar trabajo. Hay psicólogos, hay educadores para los niños.

¿Qué diferencia  hay entre la casa de acogida y el piso de emergencia?
En el Centro de Emergencia están mujeres que se encuentran psíquicamente más deterioradas. Están en una situación en la que ellas mismas necesitan estar más aisladas, porque la convivencia quizá con otras mujeres no les apetece. Ahí se les da una atención más especializada. Y una vez que están mejor, pasan al piso de acogida.

¿Los recursos son los mismos en ambos pisos?
Sí.. En el piso de emergencia hay una coordinadora y dos educadores sociales y en la casa de acogida hay una coordinadora y dos educadores sociales también. Asimismo tienen psicólogos para atenderles. Están cubiertas todas las necesidades, tanto el alimento de la mujer como de sus hijos.

¿Cómo se financia este centro?
Desde el año pasado, el 80 por ciento lo financia la Comunidad de Madrid y el 20 por ciento restante lo financia el Ayuntamiento de Alcorcón. Es lógico este convenio porque las competencias en materia de violencia de género las tiene la Comunidad de Madrid. Hasta ahora estábamos asumiendo competencias impropias.

¿Cuánto tiempo llevan funcionando los pisos?
Llevan desde el año 1999. Fuimos el primer municipio que tuvo una casa de acogida financiada con recursos municipales hasta que se firmó el convenio con la Comunidad. Anteriormente era una casa de acogida en la que sólo podían estar mujeres que vivieran en Alcorcón porque estaba financiada totalmente por fondos municipales. Al entrar en la red de centros y servicios para mujeres maltratadas de la Comunidad de Madrid, las mujeres que pueden estar en este centro no tienen que ser sólo de Alcorcón, sino que pueden ser de cualquier municipio de la Comunidad de Madrid. Así vecinas de Fuenlabrada o Móstoles pueden entrar en este centro, y a su vez, las vecinas de Alcorcón pueden ir a otros centros que hay en otros municipios.

¿Cuántos pisos son en total? ¿Con cuántas plazas cuenta?
Se trata de un único piso. La casa de acogida tiene 14 plazas y el centro de emergencia tiene seis plazas. En total, hay sitio para 20 mujeres y sus hijos.

¿Cuántas mujeres han hecho uso de este recurso?
En 2008, pasaron por el centro de emergencias 20 mujeres y 16 menores. Y en el piso de acogida, fueron atendidas ocho mujeres y 16 menores.

¿Cuál es el tiempo medio de estancia?

Esto oscila en función de cada caso. Siempre se estudia las posibilidades de cada mujer y su situación. Hay mujeres que con dos o tres meses tienen suficiente. Lógicamente nadie quiere estar en el piso de acogida, aunque están muy bien atendidas.

¿Cómo llegan al centro de acogida?
Cuando una mujer está en esa situación de maltrato, o bien recurre a la Policía Local o bien recurre a Servicios Sociales o a Mujer. También Policía puede detectar algún caso a través de una denuncia de familiares o vecinos. Entonces la Policía nos lo comunica, porque hay una coordinación entre la Policía, Servicios Sociales y Mujer. Se valora el riesgo que tiene e inmediatamente Policía acompaña a esa mujer a su casa para que recoja sus enseres y se la desplaza a la casa de acogida. Si tiene un peligro no puede seguir en su domicilio.

¿Dentro de la Policía Local hay una unidad específica que trate el tema de la violencia de género?
Hay una oficina de atención a la víctima de violencia de género que funciona las 24 horas del día. La atiende personal que está preparado y formado para atender a esas mujeres maltratadas.

¿Qué más se está haciendo desde el Ayuntamiento en materia de violencia de género?
Llevamos, ya por cuarto año consecutivo, realizando programas de prevención de violencia de género. Trabajamos con institutos y colegios, con el profesorado, los alumnos, y las AMPAS. Para eso hemos editado una guía y varios instrumentos para la prevención de la violencia de género porque es básico que eduquemos en la no violencia y en la prevención a los niños. También tenemos una coordinación con Policía y Servicios Sociales.
Además, tenemos el Pacto Ciudadano contra la Violencia de Género, que lo hicimos con la intención de sensibilizar e implicar a la ciudadanía en este tema porque a veces oímos el tema de la violencia por los medios de comunicación pero no estamos totalmente informados de lo qué es la violencia de género. Cerca de 30 entidades están en el Pacto Ciudadano, trabajando en este tema. Son asociaciones de mujeres, vecinales, culturales... Se han hecho una serie de propuestas que se están cumpliendo, como que cada vez que muera una mujer, se hacen cinco minutos de silencio en el Ayuntamiento. Es muy importante el pacto porque los ciudadanos se van sensibilizando ante esta problemática.

Desde que se llevan a cabo estas políticas, ¿se ha notado una reducción en Alcorcón de los casos de violencia de género?
En Alcorcón, hasta ahora sólo hemos tenido un caso. Se han dado pasos muy importantes en el tema, no solo de atención a la mujer, sino también de la prevención, que es algo muy importante, si queremos que se erradique en el futuro. Además, las mujeres cada vez denuncian más. La sociedad también está muchísimo más sensibilizada. Por tanto, no sólo la mujer denuncia, cualquier testigo, vecino, amigo, familiares ya denuncian. 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios