www.madridiario.es
Plaza de Castilla espera el mayor intercambiador de autobuses urbanos de Europa

Plaza de Castilla espera el mayor intercambiador de autobuses urbanos de Europa

martes 24 de febrero de 2009, 00:00h
En octubre de 2009 la Plaza de Castilla de Madrid habrá cambiado por completo. Bajo la sombra de las Torres Kío, revalorizada con el obelisco de Calatrava y dominada por el histórico depósito del Canal de Isabel II, se convertirá en uno de los nudos de transporte más importantes de Europa con tres nuevos accesos al metro y el mayor intercambiador de autobuses urbanos de Europa.
El Gobierno regional está llevado a cabo dos actuaciones en paralelo cuyo fin, según el consejero de Transportes, José Ignacio Echeverría, llegará "después del verano, para el mes de octubre".

La primera de ellas es la ampliación de la superficie de los vestíbulos norte y sur de Metro de Madrid (pulse en la imagen de la derecha para ampliar). El primero, con 140 metros cuadrados, alcanzará los 1.100 metros. El segundo triplicará su extensión actual hasta los 300 metros cuadrados. Diez nuevos ascensores -dos de ellos con el novedoso sistema de rampa para conectar espacios a diferente altura y distancia-, cuatro pasillos rodantes para acortar los tiempos de recorrido y 17 nuevas escaleras mecánicas los dotarán de una accesibilidad completa.

Ambos, con una inversión de 19 millones de euros permitirán conectar a través de varias entradas con las líneas 1, 9 y 10 del suburbano y el nuevo intercambiador de autobuses subterráneo que fue inaugurado en 2008 con la remodelada estación en superficie.

Estación climatizada
Esta es precisamente la segunda fase del proyecto. Las estructura de color pardo que las antiguas cabeceras de la Empresa Municipal de Transportes y algunos autobuses interurbanos se modifica por completo. Mientras se trabaja bajo tierra, en superficie ya se ha levantado la primera parte de una nueva marquesina que se extenderá desde la plaza hacia las torres de la Castellana cubriendo un espacio de 12.000 metros cuadrados.  La estación estará climatizada y albergará una pequeña zona comercial para agilizar las esperas. Desde ella se podrá acceder directamente al metro sin salir a la intemperie nada más bajarse de las 13 líneas que aún tienen su cabecera bajo las Torres Kío.

En la misma plaza permanecerán las paradas de los autobuses municipales 27 y 70, las que registran mayor número de viajeros y hacen el recorrido más largo. Ello evitará que tengan que recorrer todo el intercambiador y, por tanto, que no pierdan tiempo de servicio. La inversión para configurar el mayor intercambiador de autobuses urbanos de Europa será de 10 millones de euros.

Sin interrumpir el servicio
Las obras que se están llevando a cabo son de una alta dificultad para las empresas constructoras, ya que el servicio de metro no se ha interrumpido en ningún momento y se está trabajando, por ejemplo, sobre la misma bóveda de la línea 1 en el caso del vestíbulo norte.

Según José Ignacio Echeverría, la doble actuación que se está ejecutando "resume a la perfección uno de los principios irrenunciables del Gobierno de Madrid: nuevos servicios y nuevas instalaciones y, en paralelo, modernizar los antiguos para que ofrezcan la misma calidad y confort que los nuevos". No en vano, 270.000 viajeros pasan cada día por Plaza de Castilla.

VEA AQUÍ LA FOTOGALERÍA DE LAS OBRAS
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios