www.madridiario.es
La romería de San Blas tuvo a Constantino Mediavilla como pregonero

La romería de San Blas tuvo a Constantino Mediavilla como pregonero

domingo 08 de febrero de 2009, 00:00h
El madrileño distrito de Centro celebró este domingo la tradicional romería en honor a San Blas, un santo armenio al que se le atribuían propiedades curativas de los males de garganta, nariz y oídos. El pregón ha corrido a cargo de Constantino Mediavilla, presidente editor de Madridiario.

El acto comenzó en torno a las a las once y media de la mañana cuando cientos de madrileños ataviados con las galas de sus ancestros, los llamados gañanes, se congregaron ante la iglesia de San Nicolás para dar comienzo a la celebración. Una vez allí, los asistentes –entre los que se encontraba el ex alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano y -asistieron al pregón de Constantino Mediavilla quién, emulando el dicho tradicional tituló: “Por San Blas, espía y crisis verás”.

Tras recordar las ‘dotes’ otorrinolaringólogas del santo y la larga historia de esta tradicional procesión, el pregonero finalizó su intervención deseando “que nos dejen de espías, de crisis, de malversar, que los bancos den dinero, que nos quiten lo ‘bailao’, que no maten más mujeres y que terminen lo ‘empezao’”.

Tras el pregón, los romeros acudieron en procesión hasta el cerrillo del santo, un pinar situado algo más arriba del Observatorio Astronómico de Madrid, en el parque de El Retiro. Los romeros descendieron la calle de Atocha donde la tradición ‘manda’ detenerse frente a la posada de San Blas para cantar y bailar en homenaje a su santo patrón. Tras esta pausa, la procesión cruzó el Paseo del Prado, subió la calle de Cuesta de Moyano y llegó al cerrillo de San Blas, donde se celebró una misa al aire libre. El buen tiempo acompañó la celebración del rito religioso, en el que se repartieron los panecillos del Santo, ‘milagrosos’ para afecciones de garganta.

Bailes y juegos tradicionales para niños y adultos precedieron a la celebración de una comida al aire libre. Finalmente, a las cinco de la tarde los romeros recorrieron el mismo camino para devolver la imagen a la iglesia de San Nicolás.

Varias asociaciones del distrito de Centro, con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, recuperaron recientemente esta tradicional procesión que se había abandonado desde hace más de tres siglos.

La devoción por este santo en Madrid se remonta a finales del siglo XVI, cuando don Luis de Paredes, tras obtener como regalo de la reina doña Mariana de Austria una reliquia del santo, decidió construir una ermita donde rendirle culto. Sin embargo, la actual imagen del santo armenio no es la que originalmente se encontraba en esta ermita, ya desparecida. La auténtica salió, a raíz de los bombardeos sobre Madrid de la Guerra Civil española, de la iglesia de San Sebastián, y en la actualidad se encuentra en el templo de San Jerónimo el Real.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios