www.madridiario.es

Los destinatarios son jóvenes, mayores, separados y divorciados, con pocos recursos

La Comunidad adjudica 49 viviendas en alquiler en Arganda del Rey

martes 06 de marzo de 2007, 00:00h
La Comunidad de Madrid adjudicó hoy 49 viviendas protegidas en alquiler promovidas por el IVIMA en el municipio de Arganda del Rey cuyos inquilinos pagarán una renta media de 250 euros al mes por un piso con plaza de garaje. Estas viviendas están destinadas a jóvenes, mayores, personas separadas y divorciadas, y ciudadanos incluidos en el cupo general, todos ellos con ingresos inferiores a 3,5 veces el IPREM y empadronados durante al menos dos años en esta localidad.

“La Comunidad está haciendo el mayor esfuerzo para atender las necesidades de vivienda en los distintos municipios de la región a los ciudadanos que tienen mayores problemas de acceso”, dijo el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Mariano Zabía, que recordó que recordó que a lo largo de esta semana se adjudicarán un total de 1.299 viviendas protegidas en régimen de alquiler que promueve el IVIMA en los municipios de Arganda del Rey, Navalcarnero y Madrid.

El sorteo de viviendas protegidas en alquiler en Arganda del Rey es el quinto que celebra la Comunidad desde el 14 de febrero y se enmarca dentro de una serie de sorteos que el IVIMA celebrará en los próximos meses para la adjudicación de más de 2.300 viviendas públicas en arrendamiento en los municipios de Madrid, Parla, Valdemoro, San Sebastián de los Reyes, Collado Villalba, Navalcarnero y Arganda del Rey. El Ejecutivo regional ya ha adjudicado más de 540 de estos pisos en menos de un mes.

Una renta media de 250 euros al mes
Los inquilinos de estas viviendas pagarán una renta mensual de entre 200 y 350 euros, dependiendo de las dimensiones de cada piso. De las 49 viviendas adjudicadas este marte,  nueve disponen de un dormitorio, 25 de dos, 13 de tres y dos de cuatro, y todas disponen de una plaza de aparcamiento. El IVIMA ha reservado 18 viviendas a jóvenes menores de 35 años, una a mayores de 65 años, dos para separados y divorciados, y 28 viviendas han engrosado el cupo general de ciudadanos con ingresos inferiores a 3,5 veces el indicador de renta IPREM.

El Ejecutivo regional ha reservado para las personas separadas y divorciadas, y para los mayores de 65 años algunas de las viviendas que cuentan con dos dormitorios. De esta manera, las personas separadas y divorciadas podrán disponer de una habitación para alojar a sus hijos, en caso de tenerlos, y los mayores de 65 tendrán una estancia para alojar a un asistente social, en caso de necesitarlo. La creación de un cupo específico para separados y divorciados es una iniciativa pionera de la Comunidad de Madrid y ya se han adjudicado 83 viviendas para este colectivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

10 comentarios