www.madridiario.es

Los testigos no pudieron reconocer al acusado de los disparos

El acusado de disparar a dos jóvenes en el Hospital de Getafe ha sido absuelto al no ser identificado

La Audiencia absuelve al acusado, Miguel Ángel M.A., de los delitos de homicidio en grado de tentativa y de tenencia ilícita de armas.

Por MDO/E.P.
viernes 17 de noviembre de 2006, 00:00h
La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a un joven acusado de disparar con la cara tapada por una braga militar a dos hombres, en el pecho y en la pierna respectivamente, en la sala de espera del servicio de urgencias del Hospital Universitario de Getafe en noviembre del 2004. De este modo, la sentencia de la Audiencia madrileña absuelve al acusado, Miguel Ángel M.A., de los delitos de homicidio en grado de tentativa y de tenencia ilícita de armas de los que se le acusaba y por los que el fiscal reclamaba 18 años de prisión.

La resolución jurídica afirma que "no queda acreditado que Miguel Ángel M.A. fuera el autor de los disparos" porque a los testigos presenciales les ha resultado "imposible la identificación de la persona que efectuó los disparos, por haberse preocupado tal individuo de ocultar sus facciones empleando a tal fin una prenda, o bien la capucha de la sudadera que vestía, o bien una braga de tipo militar".

El Tribunal constata que el 20 de noviembre del 2004 un grupo de jóvenes se peleó en el bar 'Equs' de Getafe, y que, como consecuencia de los hechos, varios miembros de ambos grupos resultaron heridos. Como consecuencia, los dos grupos se trasladaron al Hospital de Getafe, en donde coincidieron en la sala de espera del servicio de Urgencias. Una vez allí, los jóvenes llamaron a más amigos para que acudieran a la pelea, entre ellos a Miguel Ángel M.A..

Una vez en el Hospital Universitario de Getafe, se inició nuevamente el enfrentamiento entre los dos grupos, "reproduciéndose una pelea multitudinaria y relativamente confusa", de tal forma que en un determinado momento uno de los individuos que acababa de hacer acto de presencia, "cuya identidad, en rigor, no consta", disparó en el pecho y en el glúteo a Carlos C.G. y en la pierna a Pedro C.Z. La sentencia recoge que durante el juicio Miguel Ángel M.A. ha negado ser el autor de los disparos, aunque ha admitido que se encontraba en el lugar de los hechos. La resolución jurídica también señala que los heridos testificaron durante la vista oral que "una persona con una braga y con la cara tapada con su mano" les disparó, aunque no pudieron reconocerle.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios