www.madridiario.es
Creyentes y no creyentes

Creyentes y no creyentes

lunes 05 de enero de 2009, 00:00h
La idea de Richard Dawkins  el biólogo evolucionista autor de “El Espejismo de Dios”, de hacer publicidad sobre una de la disquisición más antigua, ha enfadado, como siempre a los insignes de la Iglesia Católica.

A los creyentes les enfada mucho que existan gentes que no crean en Dios. Les enfada tanto que durante mucho tiempo les quemaron en las hogueras. El avance de la sociedad laica  permite que ahora solo les escupan desde algún editorial.

Por el contrario, los que no creen en Dios lo único que piden es que no les impongan una creencia y de paso, que sus “aportaciones dinerarias al común”,  no sirva para adoctrinar, instruir y aleccionar, sobre el hecho de la existencia de Dios.

Los jerárquicos vaticanos, además, imponen un modelo social sobre la base de una fuerza moral  que, por ejemplo, aboca a miles de mujeres en América latina a interrupciones clandestinas de los embarazos no deseados, mientras en España han desatado a sus huestes  para limitar los derechos adquiridos en este sentido.

Pero volviendo al autobús, he de reconocer que la campaña no me parece lo suficientemente contundente, ya que la frase-eslogan solo pone en duda la existencia de Dios, no la niega, lo cual implica que el autobús ateo como se le ha llamado es solo un  “autobús de la duda”.

Resulta sorprendente que una campaña publicitaria que se sirve de la incertidumbre y la vacilación  existencial genere en el PP catalán y en los medios de comunicación de la derecha una reacción con el habitual desenfreno verbal.

El PP catalán ha salido raudo a buscar la fórmula para impedir que los autobuses barceloneses  porten la cartelería. Mientras, las asociaciones promotoras de la campaña Ateus de Catalunya, junto a la Unión de Ateos y Librepensadores (UAL),  celebran que solo en el primer día de campaña han recaudado  1.000€, lo que les permitirá ampliar esta a más líneas de autobús y posiblemente a más ciudades.

En Madrid, existe la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL) que espero promuevan la iniciativa en esta ciudad con prontitud. Dicen que en Londres la campaña incitó a la aburrida ciudadanía a conversar sobre el tema.

En Madrid, se verá  el talante de una ciudad que en manos de la derecha ha perdido el donaire de ciudad abierta, cosmopolita, permisiva, campechana y libre.

Ángeles Álvarez.
Portavoz adjunta del Grupo Municipal Socialista de Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios