www.madridiario.es
Mi teacher habla inglés

Mi teacher habla inglés

Las Escuelas Bosque practican con éxito la experiencia de ser un colegio bilingüe por tercer curso consecutivo

miércoles 11 de octubre de 2006, 00:00h
Los niños son auténticas esponjas, así que nunca deja de sorprender su capacidad de aprendizaje. Que unos chavales de seis años que apenas llevan un mes de clases sean capaces de entender a su profesora hablándoles en inglés es, desde luego, asombroso. Las Escuelas Bosque, en el distrito de Moncloa-Aravaca, se sumaron a la experiencia de los colegios bilingües hace tres años, y hoy su bilingüismo es patente en sus pasillos -donde todos los carteles están en inglés-, en sus clases -con profesores que no hablan en español a sus alumnos- y en los chicos -que aprenden desde cancioncillas infantiles hasta los huesos del oído en inglés-.

En la puerta de la biblioteca un letrero recuerda a los chavales que entran en la 'Library'. Cuando los profesores mandan a los niños al despacho de la directora, los alumnos castigados van a la 'Director's Office', y el comedor se anuncia con un cartel de 'Dining Room'. No hay duda, uno acaba de cruzar la puerta de uno de los colegios públicos bilingües que ha puesto en marcha el Gobierno regional. Éste es el tercer año en el que las Escuelas Bosque forman parte del plan de bilingüismo, así que por el momento sólo se imparten las clases en inglés a los tres primeros cursos. La experiencia, según cuentan padres y profesores, está siendo muy buena. "Supone un esfuerzo enorme para todos", explica la directora, María Luisa Cascales, "pero estamos realmente asombrados de cómo están aprendiendo los niños".

Y así es. Los chavales de primer curso, de seis años, no hace ni siquiera un mes que empezaron el colegio y ya son capaces de entender a su profesora cuando ésta les habla en inglés y les enseña, por ejemplo, las partes del cuerpo o los números con una canción. "Son una auténtica esponja, y tienen una facilidad increíble de asimilar el acento y la pronunciación", comenta la directora. Sus clases están llenas de vistosos carteles con los días de la semana o dibujos de animales, y todos en inglés. Quizá haya cierta confusión con los colegios bilingües. Los profesores no son nativos, como se cree muy a menudo, sino que son los docentes españoles con alto conocimiento del idioma, que han recibido una formación especial por parte de la Consejería de Educación y que han permanecido un mes en Gran Bretaña perfeccionando su inglés.

Además, gracias a los convenios firmados por la Consejería, cada colegios recibe varios "auxiliares de conversación ingleses", en este caso cuatro, que imparten determinadas clases conjuntamente con los profesores españoles. "A los niños les decimos que no saben nada de español, así que así se ven obligados a hablarles sólo en inglés". Los de las Escuelas Bosque son cuatro chicos jóvenes que no pasan de la treintena, y que ayudan mucho a los niños a aprender un acento auténticamente británico. La peculiaridad de este colegio es que, además de bilingüe, es un centro de integración con niños minusválidos, y precisamente uno de los auxiliares de conversación inglés es un chico en silla de ruedas.

Aproximadamente un tercio de todas las asignaturas se imparten íntegramente en inglés. No se incluyen, desde luego, ni Lengua Española ni Matemáticas. Pero sí se equipara, por ejemplo, el mismo número de horas semanales de Inglés que de Lengua -cinco a la semana cada una-. Conocimiento del Medio, Música y algunas partes de Plástica están vetadas al español, así que sus libros son cien por cien en inglés y por eso los chicos aprenden, por ejemplo, cosas tan aparentemente complicadas como los huesos del oído en la lengua de Shakespeare. La semana pasada los niños del colegio hicieron una excursión y visitaron la exposición de Sorolla. Pues bien, sorprende cómo esos chicos de tan sólo ocho años son capaces de describir cuadros del valenciano, decir su fecha de nacimiento o cuántas hijos tuvo en inglés.

"Los niños no se dan cuenta de que están aprendiendo el idioma. Al final para ellos esto es como un juego", dice Anabel Bueno, la profesora-coordinadora del programa de inglés. Cada colegio bilingüe madrileño tiene en Inglaterra lo que se llama una 'escuela gemela', donde los profesores hacen intercambios y con cuyos alumnos se escriben cartas los chavales madrileños para practicar el idioma. El de las Escuelas Bosque, en el distrito de Moncloa-Aravaca, está en Manchester. "Me gustaría decir que todo este esfuerzo ha sido posible con el entusiasmo enorme de los profesores", recalca la directora. El entusiasmo, y la paciencia, porque al principio cuesta hacer ver a unos niños tan pequeños que no pueden hablar absolutamente nada en español en clase. "Al final nos damos cuenta de que los chicos están muy orgullosos de hablar en inglés", dice María Luisa Cascales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios