www.madridiario.es
Madrid apuesta por unos Presupuestos austeros

Madrid apuesta por unos Presupuestos austeros

martes 30 de septiembre de 2008, 00:00h
Menos dinero, menos inversiones, menos equipamientos y más impuestos. El Ayuntamiento de Madrid presentó el proyecto de Presupuesto municipal para 2009. Unas cuentas austeras que pretenden solventar la situación de crisis económica que vive la ciudad. La oposición criticó que no se invierta en gasto social y que se grave, sobre todo, a los que menos tienen.
El Presupuesto General no consolidado (sin incluir las empresas públicas) del Ayuntamiento de Madrid para 2009 contempla una caída de ingresos de 5.257 a 5.169 millones de euros. Este decrecimiento se debe, según el delegado de Hacienda del Consistorio, Juan Bravo, a la crisis económica y del modelo de financiación. Los ingresos descienden 480 millones de euros por la desaparición de la venta de suelo (300 millones), así como la desaparición de los impuestos vinculados a la actividad inmobiliaria como las plusvalías o las tasas de esta naturaleza (100 millones, una bajada del 25 por ciento), y las transferencias del Estado (que caen un 29,6 por ciento).

Estos datos representan casi un 30 por ciento del presupuesto de ingresos depende de dichas transferencias, reducidas en un 1,5 por ciento respecto a 2008. La reducción de las inversiones reales en 2009 de 802,95 a 589,63 millones de euros. Un descenso que supone un 26,57 por ciento.

La deuda del Ayuntamiento de Madrid es de 5.936,55 millones en total, de los que 3.539,36 millones son del Consistorio y 2.397,19 a Madrid Calle 30. A esta cifra no se le incluye un préstamo del Ministerio de Industria que asciende a 34 millones. El pago de deuda del Ayuntamiento asciende a 282,6 millones, que se desglosan en 234,76 millones de gastos corrientes y 47,74 millones de pago por Madrid Calle 30.

Gastos impropios

Actúan también en esta caída tan acusada los 1.307,56 millones de euros de gastos impropios que acomete el Ayuntamiento de Madrid, que se destinan a seguridad ciudadana, protección social, promoción del empleo, la sanidad o la educación.

Por su parte, el Presupuesto consolidado representa 6.684 millones, lo que supone un incremento del 0,48 por ciento con respecto al año anterior. Es decir, las empresas públicas recogen 1.515 millones. En cuanto a los organismos autónomos, destaca la inversión en Madrid Emprende, que sube un 7,39 por ciento (11,94 millones) y la bajada del Patronato de Turismo de Madrid del 5,16 por ciento (10,73 millones). Entre las sociedades mercantiles, Madrid Espacios y Congresos recibe un aumento del 23,63 por ciento, pasando de 188,3 millones a 232,84. La Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo aumenta un 10,17 por ciento, alcanzando 691,22 millones.

La EMVS se endeudará 324.728.616 euros, gran parte como préstamos subrogables.  La Empresa Municipal de Transportes sube a 548,72 millones, un incremento del 3,36 por ciento. La EMT se endeudará 74.484.585 euros para atender inversiones en infraestructuras y en renovación de la flota de autobuses. Madrid Espacios y Congresos asumirá 120 millones de euros de deuda para financiar inversiones como la Caja Mágica, el Centro de Deportes Acuáticos y el Centro Internacional de Convenciones Ciudad de Madrid. Madrid Calle 30 sube tan solo un 0,87 por ciento, pasando de 304,52 a 307,16 millones. Mercamadrid pasa de 55,12 a 83,86 millones. Es decir, un 52,14 por ciento. En especial, el Consistorio incluye 307.157.873 euros en la empresa Calle 30, con los que pagará los gastos de personal, bienes corrientes y gastos financieros.

Más IBI
El Consistorio recaudará en 2009 un 18,5 por ciento más gracias al IBI. Ello supondrá una subida media del 16 por ciento en el recibo de los madrileños. Los vecinos de la capital tendrán que pagar, si viven en una vivienda tipo con un valor catastral de 60.000 euros, entre un 12 y un 13 por ciento más al Ayuntamiento. Teniendo en cuenta que el valor catastral medio de los inmuebles en el municipio de Madrid asciende a 80.274 euros (dato que incluye todos los usos posibles de estos bienes), la subida media del IBI ascenderá al 16 por ciento. La culpa de esta subida la tiene la revisión del valor catastral de las viviendas, que se produce cada diez años.

A este hecho imputó Bravo 57 de los 145 millones de euros más que esperan recaudar el año que viene; otros 24 millones llegarán a las arcas municipales vía IBI gracias, según el delegado, a la nueva valoración de la T-4 del aeropuerto de Barajas; y el resto a la revisión anual del impuesto teniendo como referencia el IPC. El resto de las tasas e impuestos municipales —Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), sobre vehículos, servicios sanitarios y otros precios públicos— subirán el año que viene tal y como lo hizo el IPC de 2007, esto es, un 4,2 por ciento. En 2009, las empresas que hayan tenido pérdidas tendrán una bonificación del 25 por ciento para hacer frente a la crisis. También se revisarán los umbrales del IBI para que más de 2.700 comercios de la capital puedan obtener una reducción del 40 por ciento en el recibo de esta tasa.

Transferencias estatales
El 30 por ciento de los ingresos del Gobierno municipal dependen de las transferencias estatales, según explicó Bravo, que reclamó una reforma "urgente" del modelo de financiación local. El hecho de que estas se hayan reducido en un 1,5 por ciento es una de las causas de que el Consistorio madrileño prevea una caída del 1,68 por ciento de los ingresos de sus arcas, hasta situarse en 5.149,49 euros previstos para 2009. Los impuestos locales suponen otro tercio de los ingresos, más de la mitad de los cuales se deben al IBI.

De los 143 millones que el Ayuntamiento prevé recaudar vía impuestos, 117 corresponden a beneficios fiscales a los que obliga la ley, "cuyos principales beneficiarios son las otras Administraciones, en particular la estatal", dijo Bravo. El delegado de Hacienda concluyó que, solo con el IBI, "el Ayuntamiento subvenciona a la Administración General del Estado con 32 millones de euros". Además, el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) experimentará un incremento en sus tarifas de entre un 4,6 y un 5 por ciento en función de que se encuentren en zona azul o verde y de si se trata de horas punta o valle. La iniciativa se aplica el 1 de enero de 2009.

Menos equipamientos

El Ayuntamiento de Madrid reducirá de 111 a 76 los equipamientos que acometerá en 2009 con motivo de la crisis económica y financiera. El gasto de las obras que se acometerán será de 99,73 millones, de los que 19,5 se destinarán a las reformas del Palacio de Cibeles.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Madrid propuso un aumento de la progresividad en la tramitación del IBI, gravando a las rentas altas con hasta 497 euros. También comentaron una mejora de las medidas contra el fraude fiscal al tiempo que se priorizan las partidas sociales y las partidas destinadas a vivienda dando preferencia a la rehabilitación y el alquiler. IU también abogó por la descentralización del presupuesto, destinando el 25 por ciento a las Juntas Municipales de Distrito y la creación de un fondo de garantía social, otro para barrios vulnerables y una apuesta clara por la construcción de equipamientos.

Además, añadieron medidas de fomento del empleo y la remunicipalización de los servicios. Incidieron en que la creación de nuevas tasas permitiría el aumento de recaudación en casi 140 millones de euros, aunque reduciría los impuestos para las rentas medias y bajas en el IBI, así como en la tasa de basuras. Entre ellas, un tributo a los bancos por el uso del suelo público y otro a las constructoras por su incidencia en la contaminación. El Grupo Municipal Socialista anunció que se abstendrían en la votación de los Presupuestos como forma de "tender la mano en tiempos de crisis" aunque se opondrían a la implantación de ordenanzas fiscales como la tasa de basuras.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios