www.madridiario.es

Iglesias, ¿a por el voto de Vallecas o el de Galapagar?

lunes 05 de abril de 2021, 11:31h

Pablo Iglesias ha pasado fugazmente por Vallecas, antes del comienzo oficial de la campaña electoral, para recordar a los ex vecinos olvidadizos, que él estuvo allí, en ese territorio obrero, manifiestamente de izquierdas en su mayor parte; que tuvo casa y residencia cuando rechazaba a la casta, a esa a la que después se entregó en cuerpo, alma y cartera. Y ha paseado por esas calles de su original militancia podemita, para recordarle a la peña, que se presenta a los comicios autonómicos para ser presidente de la Comunidad de Madrid, y que necesita el voto de los barrios obreros, de los municipios del sur, para impedir que la derecha radical siga gobernando y que la izquierda radical se quede a verlas venir.

Y dicho esto, me asaltan algunas dudas: ¿Volverá Pablo Iglesias en campaña a su antiguo territorio proletario de Vallecas para pedir el voto de quienes fueron sus vecinos y hora son sus críticos más severos, o andará más dando mítines por tierras de su nueva residencia, donde tiene casoplón en Galapagar, zona residencial elitista, donde viven sus actuales vecinos, a los que querrá hacer que le voten? ¿Buscará el voto de la humilde casa de 50 metros cuadrados, o el de la parcela con chalet de 500 metros? ¿Pondrá una vela al votante vallecano y otra al votante serrano?¿Moverá la voluntad de los sin casta y también la de los de casta alta?

Su candidatura es un guiño al objetivo de que Podemos no naufrague en el rompeolas de las Españas que es Madrid. Y por eso le ha echado imaginación, colocando en su lista electoral a Serigne Mbayé, senegalés, portavoz del Sindicato de Manteros (¿cómo puede haber un sindicato de una actividad que es ilegal?), a la sazón, integrante de la Asociación de Sin Papeles de Madrid.

Iglesias tiene que “adornar” de alguna manera su candidatura, para que no se note mucho que la encabeza el prototipo de la casta, a la que tanto lapidó, y ahora “marqués” de Galapagar. Se me ocurre que también podía haber incorporado a candidatura tan genuina, al portavoz, o portavoza, del Movimiento Okupa, o al presidente, o presidenta, del Movimiento Escrache al Acoso y Derribo. Ya veremos si no se acuerda de algunos de éstos si gana, gobierna y tiene que nombrar consejeros.

Y que a nadie se le olvide el lema: “Vallecas también existe en campaña electoral”.

Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios