www.madridiario.es
¿Qué hacen las grandes empresas para sobrevivir a la crisis?
Ampliar

¿Qué hacen las grandes empresas para sobrevivir a la crisis?

jueves 25 de marzo de 2021, 10:41h

Las crisis son habitualmente percibidas como algo negativo, y es natural que así sea. En una crisis, todos sentimos que el suelo se mueve bajo nuestros pies. Las crisis (sean del tipo que sean) ponen en cuestión dogmas y asunciones previas, trastocan las certezas y cambian la situación, a veces a peor.

Sin embargo, la historia está llena de ejemplos que demuestran que las crisis son, a la vez y fundamentalmente, una gran oportunidad. En una crisis, que se produce generalmente por un evento inesperado o para el que no estábamos preparados, todo se tambalea; pero una crisis nos da también la oportunidad de reposicionarnos y aprovechar las nuevas oportunidades que surgirán cuando la crisis se supere. Porque las crisis, finalmente, se superan.

Ahora estamos viviendo una crisis. Una crisis sanitaria, provocada por una pandemia generada por un virus hasta ahora desconocido, y una crisis económica derivada precisamente de esa crisis sanitaria. El Producto Interior Bruto se hundió el 11% en 2020, una caída histórica, muy superior a la mayor caída registrada durante la anterior crisis económica (3,9% en 2009).

Sin embargo, y como decíamos antes, de la crisis surgirán las nuevas oportunidades: gracias a las vacunas, lo esperable es que superemos pronto esta crisis sanitaria y, con ello, la económica. Por eso, las expectativas económicas son de una recuperación potente. De la misma forma que la caída fue mayor que en otros países de nuestro entorno, se espera que el PIB español crezca de forma robusta en 2021 y 2022, hasta recuperar el terreno perdido en 2023.

¿Cómo se posicionan las grandes empresas ante la salida de la crisis?

Esto, que es válido para la macroeconomía, también se aplica al ámbito microeconómico. Las grandes empresas se adaptan a la crisis adaptando su estructura operativa, garantizando su liquidez, siendo resilientes y actuando con rapidez y determinación en un contexto de incertidumbre.

Pero además, se están preparando para el escenario de crecimiento, y para ello la clave es anticiparse y preparar el terreno. ¿Cómo? Por ejemplo, consiguiendo ahora los clientes del futuro.

Es aquí donde entran en juego estrategias de branding o marketing personalizado. Por branding entendemos el proceso para definir y construir una marca, a través de sus elementos gráficos, de comunicación o posicionamiento. Para conseguirlo, empresas como Garrampa, que prepara regalos publicitarios, pueden ayudarte. Es importante, eso sí, que se trate de artículos de calidad, que refuercen en positivo la imagen de la marca. De lo contrario, el efecto será el opuesto al deseado.

Este tipo de empresas te ayudan a distinguirte de la competencia y crear una imagen ante potenciales clientes. En un contexto como el actual, en el que se valora especialmente la certidumbre, las empresas que concentren sus esfuerzos en reforzar y explotar su marca tendrán hecha una parte del camino. Por eso, una buena forma es invertir en publicidad y distinguirte de la competencia.

Las grandes empresas recurren también a otra estrategia cuya eficacia ha quedado demostrada en numerosas ocasiones a lo largo del tiempo: se trata de potenciar la marca con merchandising personalizado. Esto permite reforzar el recuerdo de marca en los actuales clientes, fidelizarlos y llegar a un número potencial de clientes mucho mayor.

Los regalos publicitarios pueden ayudar a posicionar una empresa de cara al futuro porque los negocios que hacen regalos publicitarios a sus clientes están reforzando su fidelidad y, a la vez, realizando una publicidad mucho más valiosa que el coste del regalo. Todos podemos pensar en grandes marcas que han hecho de los regalos una de sus principales señas de identidad. ¿Por qué? Muy sencillo: porque funcionan. Si las grandes marcas lo hacen, nada impide que empresas más modestas lo hagan, porque el funcionamiento será el mismo: un regalo la distinguirá de la competencia y creará un vínculo con el cliente, el secreto del éxito para cualquier empresa.