www.madridiario.es
Protagonistas de 'No todo son pulgas'
Ampliar
Protagonistas de 'No todo son pulgas' (Foto: Antonio Castro)

El perro Paco habla con Yllana

jueves 15 de julio de 2021, 17:47h

La programación de los Veranos de la Villa nos resucita un singular personaje del Madrid del siglo XIX: el perro Paco. Yllana han sido los encargados de dramatizar las correrías del can y ponerlas en escena en la sala Margarita Xirgu del teatro Español con el título de No todo son pulgas: memorias y desmemorias de un perro famoso.

El perro Paco apareció por las calles madrileñas al principio de los ochenta del siglo XIX. No tenía dueño pero consiguió ser adoptado por los personajes populares de la época. En unos tiempos en los que los animales no gozaban de la protección actual, a Paco se le permitía entrar en los cafés, en los teatros y en los toros. Su afición taurina acabó costándole la vida. Una tarde de 1882 saltó al ruedo de la plaza madrileña y el novillero que lidiaba, le propinó una estocada. Aquello provocó las iras del restable y aunque Paco fue recogido para curarle las heridas, murió poco después. Lo enterraron en el Retiro. Sus andanzas inspiraban a las plumas más populares de la Corte. José Fernández Bremon publicó esto en La Ilustración Española y Americana (30-5-1882):

La figura más interesante de esta corte, el héroe favorito de los madrileños hace algún tiempo, es un perro a quien la voz popular ha dado un nombre de persona. Todos los periódicos han ensalzado las cualidades del famoso animal; los escritores más de moda han creído indispensable hacer su biografía; las gentes más encopetadas se disputan sus caricias; los municipales le respetan; se pregonan por las calles sus aleluyas; sólo falta traducir sus ladridos más agudos, que deben ser epigramas ingeniosos. La aristocracia y el pueblo confunden su sentimiento para dedicárselo al interesantísimo perro Paco. Cada cual le atribuye un rasgo o una acción notables, y la imaginación de todos, ensanchando a porfía la leyenda, ha convertido al animal en un ídolo popular a la vez y cortesano. Comparando lo que somos y lo que nos dicen que es el perro, todos nos sentimos humillados. Si no esperásemos que de un momento a otro Paco rompa a hablar, para fraternizar con él, todo el mundo ladraría”.

Los periódicos se hicieron eco, entre bromas y veras, del suceso taurino, epílogo de un héroe glosado por La Época:

Corría ya peligro su popularidad: aleluyas, estampas, piezas de música, piezas de teatro, título de periódico, hasta botella de Manzanilla llevaba el nombre de Perro Paco. Habíase abusado de este nombre y corría peligro de caer tan hondo, cuanto había subido de alto. La historia de todos los pueblos demuestra que esta es la suerte de los ídolos populares”.

¿Cómo han resucitado Joe O’Curneen y Rafel Boeta al famoso perro?

--Lo que queríamos es -comenta O’Curneen- que el perro viniera al presente a contarnos su historia. El animal se encarna en el cuerpo de un carnicero de hoy y a través suyo nos cuenta sus peripecias. Siendo una de las leyendas de Madrid, él quiere saber si se le recuerda o ha caído en el olvido. Así también rescatamos para el público de hoy una historia bonita, que fue fugaz, pero que originó mucha literatura.

Edu Ferrés e Inés León son los dos únicos protagonistas de esta aventura veraniega que se cuenta salpicada con canciones, casi todas originales para este montaje. Se incluye la polka que se compuso en honor del can.

No todo son pulgas: memorias y desmemorias de un perro famoso se representa del 16 al 25 de julio en el teatro Español a las 18.30h.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios