www.madridiario.es
Una marcha en defensa de los barrios y pueblos de Madrid recorre el eje Sol-Plaza de Oriente bajo una gran presencia policial
Ampliar
Una marcha en defensa de los barrios y pueblos de Madrid recorre el eje Sol-Plaza de Oriente bajo una gran presencia policial (Foto: Chema Barroso)

Decenas de personas salen en defensa de los servicios públicos bajo una gran presencia policial

domingo 21 de marzo de 2021, 18:08h

Un centenar de personas se ha manifestado este domingo en el centro de Madrid en defensa de los servicios públicos, para pedir "dignidad" para los barrios y pueblos obreros de Madrid y para reclamar libertad de expresión bajo el lema 'Nos están matando'.

Se trata de un acto que han convocado por redes sociales hasta 50 colectivos diferentes para recorrer el eje Sol-Plaza de Oriente para mostrar su rechazo a las políticas municipales que están llevando a cabo el equipo de gobierno de José Luis Martínez Almeida y contra la prohibicoón de manifestaciones por parte de la Delegación del Gobierno en Madrid.

Durante todo el recorrido, los manifestantes han estado vigilados por agentes de la Policía Nacional que la Delegación del Gobierno había desplegado para evitar altercados durante la marcha. En algunos momentos, el número de efectivos policiales era superior al de manifestantes, algo que ya ocurrió durante la manifestación que se celebró este sábado en las inmediaciones de Atocha para pedir la libertad del rapero Pablo Hasel.

Apoyo a los espacios de participación

De manera paralela, Colectivos vecinales han protagonizado una manifestación en defensa de la continuidad de la Casa de Cultura de Chamberí y de los espacios de participación ciudadana.

Los colectivos ciudadanos que dan vida a la Casa Chamberí han pedido a la Junta Municipal y al área de Coordinación Territorial la renovación por otros cuatro años más de la cesión del espacio, que expira la próxima semana. Y todo para continuar desarrollando las cientos de actividades gratuitas puestas en marcha, por las que han pasado miles de participantes.

En un manifiesto por "la continuidad de este espacio vecinal, de encuentro, cultura y solidaridad", nacido en marzo de 2017, ruegan al Ayuntamiento que la cesión se amplíe por otros cuatro años más, una posibilidad de prórroga recogida en el acuerdo firmado con el anterior Gobierno municipal.

El local de Bravo Murillo 39 fue cedido por el Estado al Ayuntamiento de Madrid "con destino a centro de participación asociativa del distrito de Chamberí, promoción cultural y educativa", uso que ha tenido en estos cuatro años pasados y que, remarca el manifiesto, "debe seguir teniendo porque es una dotación muy necesaria para la participación".

La Casa de Cultura reúne a 22 asociaciones y colectivos muy diversos de Chamberí, desde AMPAs a iniciativas feministas, una despensa solidaria que sostiene a un centenar de familias, grupos de consumo ecológico, scouts, un club de ajedrez o asociaciones vecinales. En esta primera etapa ha colaborado con programas municipales de Servicios Sociales, salud y cultura, además de con entidades del distrito.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios