www.madridiario.es

Contra la explotación sexual y la trata de personas

Por Laura Muñoz Ibáñez
jueves 23 de septiembre de 2021, 12:44h

Hoy, como cada 23 de septiembre, celebramos el Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas, promulgado en 1999 por la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas en coordinación con la Conferencia de Mujeres que tuvo lugar en Dhaka, Bangladés, en enero de ese mismo año.

La elección de esta fecha conmemora el día en que, en 1913, vio la luz en Argentina la primera ley en el mundo contra la prostitución infantil.

118 años después, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), más de 40 millones de personas en el mundo son víctimas de Trata, un negocio criminal que compra, vende y explota seres humanos para destinos como el tráfico de órganos y trabajos forzados, suponiendo la explotación sexual el 80% de los casos y de ese porcentaje, más del 90% de las víctimas con mujeres y niñas.

La trata mueve, según fuentes policiales, más de 3 millones de euros al día solamente en España y supone más del 1,5% del PIB mundial, cifras solo comparables al tráfico de drogas y de armas.

Los traficantes de personas se nutren de la pobreza, falta de educación, guerras y hambrunas, para sustraer a los niños, niñas o mujeres vendiéndolas a las mafias como mercancía destinada a explotación sexual en la mayoría de los casos.

En UGT Madrid sabemos que existe una relación directa y estrecha entre la trata, la explotación sexual y la prostitución. En UGT Madrid, entendemos que la prostitución es destino último y palpable de la trata de personas con fines de explotación sexual, como una forma extrema de relación de desigualdad y de violencia contra las mujeres, basada en la sumisión sexual de las mujeres y en la explotación basada en relaciones de poder que provocan servidumbre. Esta grave vulneración de los derechos humanos de las mujeres implicadas incide además de forma crítica en su salud física, psíquica y social, siendo las consecuencias de la estigmatización social y violencia sistémica que soportan, similares a las que sufren las personas sometidas a torturas.

Según datos de la ONU, España es el tercer país en el ranking de demanda de prostitución, el 39% de los hombres españoles ha pagado en alguna ocasión por mantener relaciones sexuales. Nuestro país es, además, uno de los principales destinos de tráfico de mujeres del mundo. Los puteros son también responsables del sistema prostitucional, sin los que no habría mujeres prostitutas, ni trata, son cada vez más jóvenes, muchos de ellos tienen entre 19 y 22 años. La pornografía, por su parte, sigue siendo una forma más de prostitución, fomentando la explotación sexual y la trata. La industria pornográfica explota sexualmente a las mujeres, mercantiliza su cuerpo, fomentando y justificando vejaciones, agresiones y violaciones en nombre de un mal entendido “erotismo”, siendo escuela de la violación y la desigualdad de niños y jóvenes.

En la Comunidad de Madrid las cifras, tanto de oferta como de demanda de prostitución, son especialmente alarmantes. Un fuerte arraigo sociocultural de la prostitución unido a un marco legal permisivo y laxo, propicia su expansión, tanto en sitios abiertos (calles, polígonos industriales, plazas) como en locales (clubes, saunas, pisos, etc.).

Así, 7 de cada 10 mujeres atendidas en España con indicios de explotación sexual viene de la Comunidad de Madrid. El polígono Marconi es el principal foco de prostitución en la calle que hay en España (y algunos estiman que de Europa), el 90% de las multas que se ponen en el país después de la entrada en vigor de la ley de protección ciudadana se ponen en ese polígono.

En Madrid, encontramos casi la mitad de los nuevos expedientes de explotación sexual. Durante la pandemia en nuestra Comunidad los pisos y prostíbulos han permanecido abiertos, siendo ínfima la actuación de las administraciones y la absoluta desprotección de estas mujeres, mientras los barrios de Madrid se siguen llenando de publicidad misógina para acceder a esta explotación sexual.

Estos datos nos permiten hacernos una idea de la verdadera y sangrante realidad que mantiene la dominación patriarcal de este tipo de esclavitud, en una sociedad madrileña en la que impera, cada vez más, la lógica neoliberal que mercantiliza el cuerpo de la mujer y eliminan los derechos de las mujeres e impiden la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

UGT, como organización decididamente Abolicionista desde la resolución confederal del 2006, no alberga dudas sobre el camino a seguir para erradicar la vergonzante lacra de la trata de personas con fines de explotación sexual, la abolición de la prostitución. Para ello: Desde UGT Madrid reclamamos al gobierno de la Comunidad de Madrid, la elaboración y aprobación de leyes que, dentro de sus competencias, impulsen la consecución del objetivo de alcanzar la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres. Para ello es fundamental la erradicación de todos los tipos de formas de violencia que sufrimos las madrileñas por el hecho de ser mujeres, y una expresión extrema de esa violencia machista es la explotación sexual, la prostitución.

Exigimos al gobierno de la Comunidad de Madrid que asuma un compromiso real de retomar la Agenda Feminista y genere políticas y protocolos educativos basados en la coeducación que promuevan la igualdad y la eliminación de todas las violencias contra las mujeres.

Proponemos la creación de un Foro Madrileño por la abolición de la prostitución y la pornografía con la participación de todos los agentes sociales y donde se propongan reformas legislativas autonómicas y estatales para abolir el comercio sexual que persiga y condene a proxenetas y a puteros y se cierren los prostíbulos y pisos.

Es imprescindible La creación de un Plan Integral para la Rehabilitación de las víctimas, que detecte e identifique a todas las victimas de explotación sexual, y les proporcione seguridad, protección y rehabilitación e inserción integral.

Desde el ámbito autonómico es preciso exigir que se cumpla el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y se invierta ese presupuesto en el futuro Plan de Violencia de Género así como promover una Proposición No de Ley en la que se inste al Gobierno Central a la aprobación de una ley abolicionista del sistema prostitucional.

Laura Muñoz Ibáñez

Secretaria de Mujer, Igualdad y Movimientos Ciudadanos de UGT Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios