www.madridiario.es

Congreso socialista con ideas y barreras

lunes 15 de noviembre de 2021, 12:55h

El sábado 13 de noviembre se inauguró el XIV Congreso del PSOE de Madrid y parecía que el sol anunciaba un día alegre en este cónclave que iba a coronar a Juan Lobato como secretario general, puesto ganado en primarias, en sustitución de José Manuel Franco. La primera señal de que el día se iba a girar hacia un entorno no tan soleado fue la aparición de las primeras nubes en forma de barreras.

Después de dar vueltas por el recinto de Ifema, donde cientos de socialistas esperaban el inicio de su fiesta congresual, hasta encontrar el lugar señalado, no fue posible acceder a las cercanías de la entrada porque las medidas de seguridad por la llegada del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no lo hacían posible. Había pedido aparcar lo más cerca posible, incluso mandé foto de la matrícula de mi vehículo, pero no conseguir hacerlo donde lo hicieron las autoridades pertinentes y los autorizados por los organizadores del evento. Al final, tuve que caminar cientos de metros, casi un kilómetro, y accedí al sitio elegido. Con un mosqueo considerable, después de expresar mis quejas a las personas convenientes, subí a la primera planta y dejé mi ordenador en una mesa de una sala habilitada para periodistas.

Mi sorpresa fue mayúscula al comprobar que no había pantalla de televisión alguna para seguir lo que sucedía en el salón ocupado por más de 800 delegados. Incomprensible. Al preguntar, las respuestas fueron varias, todas ellas con barreras. Se podía ir a un habitáculo con muy pocos espacios con mesa y silla. O a otro lugar sin mesas ni sillas sin posibilidad de escribir más que de pie o de rodillas. En el lugar con tomas de sonido se podía acceder subiendo un mogollón de escaleras. Todo pensado para que cualquier persona con movilidad reducida se sintiese allí como en un balneario sin agua ni vapores. Al final, la opción que tomé fue seguir el acto de inauguración desde YouTube, sentado en una sala de prensa del XIV Congreso del PSOE de Madrid. Es verdad que había mucha ilusión entre los delegados y ganas de acabar con el apagón de la izquierda en la Comunidad de Madrid, gobernada desde hace casi 30 años por la derecha. Muchas quejas sobre las listas de espera en la sanidad, sobre las carencias en educación en materia de profesores de apoyo y de los otros en los colegios, sobre el poco futuro de una juventud que está sin trabajo, con uno precario y sin perspectivas claras para el mañana cercano. También sobre la aplicación de la Ley de Dependencia a los mayores que no quieren una residencia y sí atención en sus domicilios. Muchas ideas y proyectos. También muchas barreras.

Sin duda, sus propuestas en materia de discapacidad son avanzadas, pero no se las aplican. Es la contradicción que se da en muchas materias entre lo que se dice y lo que se practica. El poco respeto a las personas con otra movilidad en este acto es como si hubiesen habilitado en el evento una barra americana haciendo saltar por los aires sus propuestas de abolición de la prostitución.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios