www.madridiario.es

RECHAZO A REABRIR LOS CENTROS

Desinfección de un colegio en Alcobendas.
Ampliar
Desinfección de un colegio en Alcobendas. (Foto: Ayuntamiento de Alcobendas)

Sindicatos y colegios temen niños sin distanciamiento y maestros a doble turno si reabren los centros

miércoles 13 de mayo de 2020, 07:00h

La desinfección de los centros educativos comenzó la semana pasada en la Comunidad de Madrid en vista de su posible reapertura cuando la región avance a la fase 2 de la desescalada. Aún sin haber anclado el paso al escenario 1, la vuelta a las aulas de parte del alumnado genera discrepancias. Sindicatos y colegios advierten de las dificultades para que los niños cumplan el distanciamiento mínimo y de la imposibilidad de que los profesores impartan la lección tanto de manera presencial como virtual. Por el contrario, la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA Giner de los Ríos) anima a que se reanuden las clases.

El Ministerio de Educación comunicó el pasado 29 de abril que podrán volver a los centros los menores de 6 años cuyos dos padres no puedan teletrabajar, los estudiantes de Primaria que lo deseen para recibir refuerzo educativo y los alumnos en cursos de promoción -4º de ESO, 2º de Bachillerato, 2º de FP de grado Medio y Superior y último año de Enseñanzas de Régimen Especial-. Mientras algunas autonomías no esconden sus reticencias a retomar la enseñanza presencial, la Consejería de Educación madrileña evita pronunicarse al respecto. "Esperamos a ver qué dice la ministra Celaá en la reunión sectorial con las CCAA de este jueves y también a qué nos indica Sanidad", exponen a Madridiario.

No obstante, el vicepresidente Ignacio Aguado se ha mostrado partidario de reemprender las clases presenciales en todas las etapas educativas "con las garantías necesarias". "Trabajamos para ver de qué manera se pueden abrir las aulas porque no se puede seguir condenando a las familias a hacer malabares imposibles con sus hijos a la hora de incorporarse al mercado de trabajo", expuso la semana pasada.

En esta misma línea se ha pronunciado la FAPA. Su presidente, Camilo Gené, asegura a este medio que "sería lo mejor para todos", pues las familias "están deseando volver a la nueva normalidad lo antes posible". La Federación no está satisfecha con cómo se ha desarrollado la docencia online: "Algunos profesores han estado implicados, otros han pasado y otros han mandado un exceso brutal de deberes", denuncia a la par que recuerda que no todos los hogares cuentan con la tecnología necesaria.

Rechazo unánime de los sindicatos

En el polo opuesto se sitúan los sindicatos. Isabel Galvín, directora general de la Federación de Enseñanza de CCOO duda de que se puedan aplicar los criterios sanitarios exigidos por la Organización Mundial de la Salud y exige a la Consejería "que garantice la seguridad de toda la comunidad educativa y retire la propuesta de reapertura".

Asimismo, no entiende cómo el área que dirige Enrique Ossorio "eliminó subvenciones y suspendió contratos porque la Educación Infantil no podía continuar prestando su servicio y ahora se trata de una etapa educativa esencial". "El profesorado se siente discriminado e indignado por esta actitud de la Consejería; que considera que su trabajo consiste en cambiar pañales y en servir de “aparcamiento” para los padres que deban reincorporarse al trabajo", sostiene.

El sector de Educación de Madrid de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) incide en que "la vuelta a las aulas debe ser en septiembre, con plenas garantías de seguridad y evitando la improvisación". La reapertura estimada a principios de junio denotaría, a su juicio, "un gran desconocimiento" al considerar que los estudiantes no podrán mantener el distanciamiento.

La Asociación de Colegios Privados e Independientes (Cicae) también traslada su intranquilidad por esta cuestión. "Nos preocupan especialmente las edades más tempranas, pues será muy complicado, por no decir imposible, que los más pequeños cumplan la separación social"

La Federación de Enseñanza de USO de Madrid (Feuso), por su parte, incide en la dificultad extra de que los niños de colegios de Educación Especial respeten estas medidas de protección. El sindicato recuerda que la mayor parte de estos alumnos requiere un contacto físico "indispensable" para realizar su higiene o darles de comer. "Los docentes y el personal de estos centros están preocupados, ya que no se pueden hacer responsables de que se cumplan las normas de seguridad", manifiestan.

Desde el sindicato STEs-Intersindical plantean el "indudable riesgo" que conlleva la actividad académica presencial y apuestan por la continuidad de la educación online, la cual defienden que "ha funcionado razonablemente bien". Así, creen que el retorno a las aulas para un periodo de tiempo tan corto solo "somete al alumnado y profesorado a una nueva modificación en el desarrollo del curso, que no parece que vaya a traer más beneficios que perjuicios".

Al mismo tiempo, justifican su postura en que conservar al mismo tiempo la enseñanza esencial y presencial no resultaría viable y produciría "desequilibrios evidentes entre unos estudiantes y otros". Tampoco ven posible que los maestros se diversifiquen y realicen una labor dual tanto vía presencial como virtual. "No es factible doblar la jornada laboral de estos docentes que deberán atender a estos grupos en el centro educativo en horario de mañana y seguir el resto del día atendiendo a los demás alumnos en horario de tarde, con un nivel de estrés y sobrecarga de trabajo insoportable", argumentan.

Reducción de aforo el próximo curso

Respecto a las circunstancias en las que se iniciará el curso 2020-2021, la FAPA Giner de los Ríos aboga por que "los ayuntamientos se impliquen y busquen espacios alternativos como centros culturales o bibliotecas" ante la posibilidad de que las aulas habituales no permitan la separación reglamentaria entre los menores. Una medida que precisará "ampliar los recursos humanos y materiales", por lo que sugieren que la Consejería de Educación "debería estar ya planteándoselo".

La reducción de aforoa un máximo de 15 alumnos por clase sugerida por la ministra Isabel Celaá resulta "inviable" para las principales patronales de centros educativos concertados. José María Alvira, secretario general de Escuelas Católicas, afirma que "es imposible desdoblar al profesorado y el número de aulas" en sus centros, unos 2.000 repartidos por toda España. "Sería bueno que consultaran estas medidas con los sectores afectados, que somos los que entendemos cómo funciona un colegio, y no proponer ocurrencias que son difíciles de cumplir", indicó en declaraciones a Europa Press.

Desde Cicae piden un "replanteamiento más objetivo" para que las limitaciones de alumnos por clase atienda no al número de estos sino a la superficie. "Se puede dar el caso de que 15 estudiantes en un aula pequeña sean muchos y, sin embargo, ser pocos para un salón de actos, un polideportivo o un espacio abierto", puntualizan.

Los sindicatos también exigen a la Consejería y el Ministerio que tracen una hoja de ruta concreta. Desde CSIF, por ejemplo, reclaman entradas y salidas escalonadas, jornada única, test masivos, desinfección de centros, refuerzo de limpieza, EPIS y ratios de 12 alumnos por aula, entre otras medidas de organización escolar. En el plan académico, sugieren adaptar el currículo para el próximo año, recuperar aprendizajes no adquiridos, orientación académica emocional y psicopedagógica, educación presencial y a distancia y formación y apoyo al profesorado.

La desinfección de aulas, en marcha

Mientras se concretan las condiciones en las que regresaran los escolares a los centros educativos, ya se ha iniciado la puesta a punto de estos. "Los ayuntamientos comenzaron las tareas de desinfección la semana pasada y seguirán esta para prepararlo todo", indican fuentes de la Consejería de Sanidad.

En Alcobendas, una treintena de empleados de la empresa municipal Seromal desempeñan esta higienización de las instalaciones. "Primero realizan una limpieza en profundidad con lejía y productos antisépticos, seguida de una desinfección final con una máquina que vaporiza y pulveriza una solución desinfectante a alta temperatura que llega a todos los rincones del aula", informa su Consistorio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.