www.madridiario.es
El área de materno infantil de un hospital
Ampliar
El área de materno infantil de un hospital (Foto: Diego Sánchez)

Colectivos de enfermeras advierten sobre “un verano sin matronas” en Madrid

Por Fernando Rodríguez
lunes 20 de junio de 2022, 07:39h

Pocas ramas en el ámbito de la enfermería son tan específicas como lo es la obstetricia. Sin embargo, pese a su relevancia, las matronas se reconocen a sí mismas como un colectivo “especialmente maltratado”. Por un lado, argumentan, en cuanto a las condiciones laborales de las profesionales, golpeadas por contratos de corta duración y, en ocasiones, con una retribución inferior a la media nacional. Por otro, con respecto al escaso volumen de especialistas existente en la región, lo que impide, en muchos casos, ofrecer un servicio acorde a las necesidades de las usuarias.

Hartos de esta situación, el Colegio Oficial de Enfermería de Madrid (CODEM) y la Asociación de Matronas de Madrid (AMM) han decidido unir fuerzas y, a través de un comunicado conjunto, denunciar la “poca previsión” y la “mala planificación” por parte del Gobierno Regional en cuanto a la cobertura de las profesionales en obstetricia para el periodo vacacional de 2022. Esta situación, exponen, se viene repitiendo desde hace tiempo y, en concreto, se ha agravado desde el pasado mes de enero. Asimismo, ambos organismos coinciden al afirmar que “la falta de matronas afecta negativamente y merma la atención que reciben las mujeres”.

El principal motivo que se encuentra tras este más que posible “verano sin matronas” en Madrid no es otro que la demora en cuanto a la formación de las residentes de la especialidad fruto de la pandemia del coronavirus. “Aunque suelen terminar en mayo, este año la XXIII promoción de matronas continuará su formación hasta el mes de septiembre. El retraso se debe a que comenzaron su residencia más tarde de lo habitual como consecuencia de la pandemia. Ese es el principal motivo de que no haya profesionales suficientes para atender con garantías las necesidades de las usuarias en el periodo vacacional que acaba de comenzar”, señala la portavoz del Colegio de Enfermería de Madrid, Mar Rocha.

Al margen de esta cuestión, otras razones que sirven para explicar la falta de especialistas es el alto volumen de jubilaciones y, sobre todo, la fuga de profesionales hacia otras regiones próximas y que ofrecen mejores condiciones laborales, tanto en lo relativo a la duración de los contratos como en el propio salario. “La Comunidad de Madrid es la tercera región del país que menos paga a sus matronas. Además, si aquí te ofrecen dos o tres meses y en otra comunidad cuatro o seis, la decisión es bien sencilla. Vemos como a diario las matronas madrileñas se van a trabajar a otros lugares”, apunta la presidenta de la Asociación de Matronas de Madrid, Cristina González Hernández.

“La solución pasa por acabar con los contratos precarios”

La única solución, exponen, pasaría por “acabar con los contratos precarios” y “equiparar las condiciones laborales de las matronas madrileñas a las del resto del país”. Es decir, que la Comunidad ofrezca un mejor convenio de manera que las trabajadoras puedan alcanzar mayor estabilidad, tanto desde el punto de vista laboral como personal. También desarrollar planes formativos acordes a las necesidades existentes: “¿Sabemos cuantas matronas necesitamos? ¿Sabemos cuántas estamos formando?", se preguntan. Para responder a estas cuestiones, no obstante, “sería necesaria una planificación adecuada que ahora mismo no se está llevando a cabo. Lo peor de todo es que la situación va a seguir repitiéndose durante los próximos años si no se hace nada para remediarlo. Es una pena, porque están a tiempo de solucionarlo”, añade González.

El panorama, advierten, es especialmente grave en el caso de una Atención Primaria “ya de por sí mermada” y “donde muchas consultas serán cerradas” por la falta de matronas. “Un verano más vemos como en los centros de salud faltan profesionales de todo tipo. Estamos muy por debajo del número recomendado de enfermeras por habitante. Mientras que los organismos internacionales recomiendan que haya una matrona por cada 5.000 u 8.000 mujeres, en Madrid una sola matrona puede llegar a atender a cerca de 30.000 usuarias. Hablamos de una de las comunidades con mayor ratio de todo el país”, zanja Rocha.

Desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, por su parte, defienden su gestión y aseguran a Madridiario que “el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) tiene ahora 5.000 profesionales más que antes de la pandemia, principalmente personal de enfermería”. En paralelo, agregan, “en la actualidad se está acometiendo el mayor proceso de estabilización de la historia del SERMAS, con la creación de 32.000 plazas fijas”.

Ante las explicaciones de la Consejería, las matronas se muestran escépticas y exigen medidas inmediatas que permitan, en la medida de lo posible, paliar la situación para evitar un colapso durante la temporada estival. “Aplaudimos cualquier iniciativa del Gobierno regional que sirva para mejorar las cosas, pero el proceso al que aluden es siempre a futuro. Necesitamos que actúen ahora”, concluyen.

Protestas más allá de la obstetricia

La falta de personal, lejos de ser un fenómeno único en el campo de la obstetricia, parece haberse convertido en el denominador común de la Sanidad pública madrileña. Así, las protestas de las profesionales de la enfermería en la región se han convertido la tónica habitual en los últimos años, sobre todo tras la pandemia y, de manera específica, en el ámbito de la Atención Primaria. De tal forma, se repiten de manera sistemática las movilizaciones, tanto en los propios centros de salud como en las calles de la capital.

La última protesta, convocada por Unidad Enfermera, colectivo formado por CGE, SATSE, ANDE, CNDE, AEEE y diversas sociedades científicas, tuvo lugar el pasado sábado y logró reunir, de acuerdo con los organizadores, a más de 8.000 sanitarios que partieron de la Plaza de Jacinto Benavente para pasar frente al Congreso de los Diputados y finalizar su recorrido en el Ministerio de Sanidad. Entre las reivindicaciones del colectivo figuran la contratación de un mayor número de profesionales, más inversión en medios e infraestructuras, acabar con las agresiones que sufren de manera habitual y poner fin a la discriminación que padecen los estudiantes de enfermería para cursar sus estudios universitarios, entre muchas otras.

Asistentes con pancartas en la manifestación (Foto: Chema Barroso)

“Si no se hace nada, la Sanidad se olvida”

El presidente del consejo general de enfermería, Florentino Pérez, aprovechó la presencia de los medios en la marcha para destacar que “son muchos años ya" los que la enfermería lleva denunciado la situación que vive, luchando "por todos los ciudadanos y la sociedad". El presidente también puso de relieve la importancia de manifestarse porque si no se hace nada "la Sanidad se olvida".

Siguiendo la estela de Pérez, el miembro organizador de Unidad Enfermera, Jesús Sanz, afirmó que no van a permitir que "caiga la sanidad pública, ni el empobrecimiento de los centros sanitarios", añadiendo que se trata de "un sufrimiento" que no están dispuestos a tolerar pasivamente”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios