www.madridiario.es

Axel Capriles Hernández: «Dentro de unos años, el pago con efectivo será cosa del pasado»

miércoles 02 de diciembre de 2020, 10:23h

Totamgas evalúa su entrada al mercado español con las miras puestas en los coches eléctricos y los puntos de recarga

La empresa Totam Technologies Inc, liderada por el empresario Axel Capriles Hernández mira hacia España como su próximo mercado para brindar servicio de método de pago móvil en las estaciones de servicio, como plataforma puente hacia los coches eléctricos y puntos de recargas.

Cada día más personas se están preparando para los pagos móviles. De acuerdo a una nueva investigación llevada a cabo por Totam, el 41% de los consumidores prefieren comprar en lugares que aceptan pagos sin contacto. Además, el 79% de los españoles piensa que pagar con su teléfono inteligente o reloj inteligente es más conveniente que usar efectivo o tarjeta de chip.

Sin duda, el confinamiento y la gravedad de la situación sanitaria que atraviesa España está siendo determinante para el cambio de hábitos de vida, como la utilización de los nuevos medios de pago en perjuicio del pago en efectivo. Mientras que el uso de monedas y billetes disminuye, incluso en comercio tradicional, los pagos desde el móvil, ‘smartwatch’ o también desde el vehículo, aumentan su cuota de mercado.

Pago contactless: también en la gasolinera

Está claro que los consumidores quieren más opciones de pago y esta necesidad se extiende también a las estaciones de servicio. Pero si bien los comerciante desean ofrecer a sus clientes nuevas formas de pago, hay una serie de desafíos que deben superar.

En un informe técnico reciente, TotamGas analizó los principales problemas que enfrentan los operadores de estaciones de servicio cuando implementan métodos de pago alternativos en el surtidor. Esto es lo que descubrieron.

Este nuevo sistema proporciona no solo una mayor comodidad, sino también un mayor nivelde seguridad para el consumidor. El proceso evita todo el contacto directo con el personal dela estación, la espera para los pagos en caja y también permite librarse del uso de dinero en efectivo, tres fuentes de contagio del COVID-19.

“Dentro de unos años, el pago con efectivo va a parecer algo del pasado”, afirma Axel Capriles Hernández, director de la app móvil TotamGas. “Una vez que comencemos a ver que los consumidores usan los celulares móviles todos los días en áreas de tránsito o, por ejemplo, en los comercios circundantes, creo que será una adopción muy fácil para los clientes, realmente les gustará la velocidad y apreciarán el valor agregado de pagar de manera inmediata con solo introducir el pin".

Coste, habilidad, legado: las barreras para la adopción de pagos alternativos en el surtidor

El año pasado, Totam Technologies Inc calculó que más del 40% de los operadores deestaciones de servicio deberán actualizar sus terminales de pago para fines de 2020. Peroesta cifra solo contabiliza las ubicaciones en las tiendas.

Como era de esperar, el mayor obstáculo es el coste. Con una inversión aproximada de 25.000 euros por estación de servicio, el precio de una actualización puede exceder lo que algunos operadores ganan en un año. Además, la infraestructura heredada también puede resultar problemática.

La actualización es más difícil si una bomba no puede aceptar un kit estándar, por ejemplo, ya que el cableado no es adecuado para su propósito. En este caso, también se requerirá mano de obra y equipo adicional, por lo que se dispararían los gastos de actualización. Por supuesto, no hace falta decir que las actualizaciones tienen que ser llevadas a cabo por especialistas.

Los operadores de gasolineras se enfrentan a un momento de vida o muerte. Los clientes esperan cada vez más pagar con su método de pago preferido. Y esto se extiende al pago en surtidor.

Los desafíos de costos, infraestructura y técnicos son obstáculos para las grandes cadenas, y mucho más para las independientes. Dicho esto, ofrecer más opciones de pago indudablemente dará sus frutos a largo plazo.

La aceptación de pagos alternativos hará que la experiencia de abastecerse combustible sea más agradable, segura y conveniente, además de reducir los riesgos de contagio. En definitiva, eso es un valor añadido para los consumidores. Y mejor también para los operadores de gasolineras.