www.madridiario.es

Diario de una pesadilla (12)

jueves 02 de abril de 2020, 14:39h

Hoy hemos comenzado el día con los peores datos del paro de la historia laboral en España. Es la deriva de la crisis sanitaria en la que estamos inmersos y de la paralización de las actividades económicas. Mal dato para este segundo día del mes de abril. Como diría Sabina, ¿quién me ha robado el mes de abril? Todas las actividades económicas se han resentido. Todas. Especialmente servicios, construcción, agricultura…Habrá que ir pensando, cuando salgamos de ésta, en como ir reconstruyendo un país que ha tenido que pararse para no seguir contagiando.

Hablo con el doctor Sánchez Martos y la verdad es que tranquiliza mucho escucharle. Recuerdo que hace diezaños me fracturé el fémur y me dio mucha seguridad que estuviera cogido de mi mano hasta que llegué al quirófano. Hay que ver el efecto terapéutico de una mano, aunque sea enfundada en un guante. Me comentaba una enfermera del Clínico, Arti ,de 22 años que coger de la mano a los enfermos es algo que hacen cada día, ya que se sienten solos los pacientes del Covid-19. Aunque ellos tan solo ven unos ojos y escuchan una voz, por las medidassanitarias de seguridad, encuentran en esa mano desconocida algo de afecto y de calor que les reconforta. ¡A la labor médica están añadiendo la labor psicológica que no les va en el sueldo! ¡Pero son de otra pasta!

Nos pide la policía que agudicemos el oído en estos días de confinamiento y que escuchemos a nuestros vecinos. Si oímos una discusión subida de tono, quieren que no nos crucemos de brazos y que llamemos a la policía. Las situaciones de convivencia que estaban mal, empeoran. Y a veces, en las casas se produce el “efecto barco”: después de unos días en pocos metros cuadrados, surgen las discusiones. Tendremos que aprender a guardar nuestros espacios en 60 o 100 metros cuadrados. Practicar el “Tú a Boston y yo a California”. El aprender a yo me quedo un rato sola en la cocina y tú no salgas del dormitorio. Las víctimas de violencia de género tienen una ayuda más allá del 016. Con la excusa de ir a la farmacia pueden pedir “la mascarilla 19”. Eso significará que están en peligro. Las farmacias alertarán a la policía si alguien les pide ese tipo de mascarilla. La iniciativa ha partido de Canarias pero se ha extendido como la pólvora por toda España. Ya saben, en caso de estar en peligro, pedimos a la farmacia: “la mascarilla 19”.

Un día más, es un día menos. ¡Buen día a todos!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios